3 razones para rendirse ante Daniel Sánchez Arévalo

El cine español tiene una larga y dilatada tradición cómica. Desde Berlanga hasta Azcona pasando por Fernán Gómez, tenemos una extensa lista de exponentes de esa comedia española que encuentra el absurdo en el día a día. Un cine plagado de personajes que acaban siendo algo así como la metáfora caricaturesca de lo peor y lo mejor de nosotros mismos y que se basa más en los diálogos que en el gag visual para conseguir arrancarnos la media sonrisa. En ese universo se mueve Daniel Sánchez Arévalo, quizás el director de cine actual que mejor ha sabido recoger esa tradición de comedia dramática cercana, amable y sencilla. Con cuatro películas a sus espaldas (AzulOscurCasiNegro, Gordos, Primos y La gran familia española), un sinfín de cortos y una nueva serie transmedia, aquí tenéis tres razones para rendirse a los pies del realizador madrileño, por si todavía no estabais convencidos.

Porque trabajó en series míticas

Empezar en la televisión no es siempre garantía de éxito, pero cuando has pasado por algunas de las series más importantes de este país, la cosa cambia. Aunque ya han pasado muchos años, Farmacia de guardia continúa siendo la serie más vista de la televisión española y Daniel Sánchez Arévalo participó como guionista en algunos capítulos de su última temporada. Y no quedó ahí la cosa: luego vinieron Ellas son así y Hospital Central, donde fue jefe de guiones en dos capítulos. Fue el inicio de su carrera, y de estas experiencias se puede sacar su gusto por los diálogos ligeros, dinámicos y naturales, algo que comparten estas producciones televisivas. Justo después, recibió una beca Fulbright para cursar un máster de cine en la Universidad de Columbia, y ahí empezó su carrera como director.

Porque es un gran contador de historias

Y no solo para la gran (o pequeña) pantalla. Sánchez Arévalo fue finalista del Premio Planeta en el año 2015 con La isla de Alice, una novela que, según él mismo ha declarado, es su mejor película. No era su primera experiencia con la narrativa: ya publicó dos libros de narrativa juvenil, La maleta de Ignacio Karaoke y 31 de junio de 1993, de donde surgió el guion de su ópera prima, AzulOscuroCasiNegro. Lo cierto es que muchos de sus cortos (como ¡Gol! O Física II) parten de experiencias personales, algo que también ha llevado a sus películas.

Porque es un descubridor de talento

Quim Gutiérrez. Raúl Arévalo. Patrick Criado. El director madrileño supo ver el potencial de estos actores para lanzarlos al estrellato con sus películas. Los dos primeros habían realizado algunos trabajos pequeños antes de que su ópera prima los pusiera en boca de todos. Quim Gutiérrez ganó el Goya al mejor actor revelación por AzulOscuroCasiNegro. Raúl Arévalo lo hizo unos años más tarde como secundario por Gordos. Patrick Criado también estuvo nominado como revelación por La gran familia española. 4 actores han sido galardonados por sus películas. Y en su nuevo trabajo todo nos hace indicar que nos pondrá de nuevo sobre la pista de un nuevo talento a descubrir: Sánchez Arévalo está preparando una road movie por Cantabria protagonizada por un joven de 17 años. Estaremos atentos al casting.

Más en el blog: Cineastas entre líneas: cuando Anderson conoció a Pynchon

Posts Más Recientes