4 ideas indie por si te toca la lotería

Hay quien dice que la Navidad no empieza hasta que los niños de San Ildefonso no sacan las bolas de la suerte de los dos enormes bombos. Con su peculiar soniquete, nos anuncian que ya podemos abrir los turrones, empezar a compartir los mazapanes… y que hay algún que otro afortunado al que le ha tocado un buen puñado de euros y seguro que pasa una Navidad bien distinta. Si eres uno de esos afortunados y, como nosotros, el cine indie te apasiona, aquí te proponemos unas cuantas ideas para gastarte esta inesperada paga.

Recorrer Estados Unidos en furgoneta

Pequeña miss sunshine

El filme dirigido por Jonathan Dayton y Valerie Faris nos sitúa junto a la familia Hoover, que inicia un viaje que llevará a la menor del clan, Olive –interpretada por Abigail Breslin, nominada al Óscar a mejor actriz de reparto con 10 añitos—, a un concurso de belleza. Un recorrido a bordo de una Volkswagen Combi por el sur de California lleno de vicisitudes de todo tipo, discusiones y, por supuesto, aventuras. Su guionista, en una entrevista, reconoció que la primera piedra del libreto fueron las «gloriosas» declaraciones de Arnold Schwarzenegger, como gobernador del estado, en un discurso a unos niños de Primaria: «Si hay algo en este mundo que me da asco, son los perdedores. Los desprecio profundamente». Todo un Paul Coelho, el austríaco.

Sacar el máximo de Nueva York

Manhattan, Woody Allen.

No corren buenos tiempos para el icónico cineasta, pero, no lo duden, sería el anfitrión perfecto en una visita a Nueva York. Pocos han retratado los recovecos de la zona noble de la urbe estadounidense como Allen. La prueba, uno de sus filmes más conocidos: Manhattan (1979), protagonizado por Diane Keaton –una de las musas de su primera etapa— y él mismo. Aunque, con sinceridad, cualquier obra de la primera etapa de su filmografía nos valdría. En el caso de que estén algo cansados de la cáustica de Allen siempre podrán recurrir a Greta Gerwig o Alex Ross Perry.

Buscar fantasmas

El proyecto de la bruja de Blair.

No parece, a priori, el plan más navideño –ni el más lujoso— posible, pero si quieren emular al matrimonio Warren y buscar, cámara en mano como si fueran miembros del movimiento Dogma, fantasmas en lugares malditos, antes de todo deberían revisar El proyecto de la bruja de Blair, todo un clásico del género dirigido por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez que sobrecogió a una generación. Cine con los mínimos recursos que abrió la veda del mockumentary.

Comprarte un hotel

El Grand Hotel Budapest.

Para muchos el cine de Wes Anderson es un regalo precioso; para otros tantos una oda a la pedantería. Sea como fuere, una estancia en el Grand Hotel Budapest, alojamiento que da título a su penúltimo largometraje, debe ser una experiencia, cuando menos, interesante. ¿Con quiénes nos encontraremos allí? Ralph Fiennes, Bill Murray, Adrien Brody, Jeff Goldblum –pongan uno en sus vidas—, Jude Law, Edward Norton, Tilda Swinton y una inolvidable Saoirse Ronan. Si finalmente se deciden por el lujo magiar, en el check-in declaren que Anderson mereció la nominación al Óscar a mejor director por su labor en el filme; tienen un 15% de descuento.

Feliz Navidad.

El antepenúltimo mohicano.

Park City, Utah.

Más en el blog: ’10 días de Sundance’ con 6 estrenos exclusivos

 

Posts Más Recientes