4 motivos para adorar a Jonah Hill

Amamos a Jonah Hill, adoramos a Jonah Hill. Nuestro corazón es suyo desde que apareció como un triste habitante de High School en Superbad (2007) –el título español es Supersalidos. Aunque su momento llegó en 2011, cuando Brad Pitt lo reclutó doblemente en Moneyball, quizá la mejor película sobre béisbol, ese deporte cuyas reglas aparentan exigir un grado en Física, de la Historia del Cine. El personaje interpretado por Pitt, Bill Beane, director deportivo de los Oakland Ahtletics, al ver que un chico gordito llamado Peter Brand (Hill) le acaba de birlar un trade interesante para su franquicia, corre en la siguiente escena a preguntarle «¿quién coño eres tú?». Una pregunta que se hicieron muchos tras asistir a la exhibición interpretativa de Hill. El resultado ya aparece en los anuarios: nominado al Óscar a mejor actor secundario. No fue la última candidatura a la estatuilla para este joven de 35 años nacido en Los Ángeles. Otro guaperas de la industria, Leonardo DiCaprio, con la supervisión de Martin Scorsese, emuló a Pitt y le dio el papel de su vida en El lobo de Wall Street (2013). Cinco años después, Hill es uno de los actores más reclamados de Hollywood. Aquel tímido y tópico estudiante con sobrepeso que conocimos en Superbad, ahora, muy delgado, encarna a todo tipo de personajes. Un todoterreno que tiene aún mucho que contarnos. Si con estas credenciales no les ha conquistado, vamos con otros cuatro motivos:

Como ya avanzábamos, mantiene una gran amistad con Leonardo DiCaprio. Es habitual verlos juntos en Los Ángeles en cafés y bares –no puede ser en otro lado. Es más, algunos transeúntes han inmortalizado algunos de esos divertidos encuentros. Tras El lobo de Wall Street no han vuelto a trabajar juntos. Estamos seguros que es una colaboración que veremos en pantalla en el futuro.

Recientemente, Hill declaró que de niño quería mudarse a la ciudad de Springfield. ¿El motivo? Quería conocer a sus habitantes, en especial a la familia Simpson, de la que es gran seguidor. Su primera película como director, Mid 90’s, que se estrenará el próximo año en España gracias a Diamond Films, está basada en su visión del serial de Matt Groening. Es más, confesó en USA Today que ha escrito cerca de 100 guiones de episodios que, claro está, nunca veremos en pantalla. O quizás sí.

Más allá de la coquetería o de su deseo de progresar en un mundo tan cínico como Hollywood, su pérdida de peso estuvo ligada al fallecimiento de su hermano, Jordan Feldstein, un afamado representante musical –llevó a la cúspide a Maroon 5—, con el que estaba muy unido. Hill no es muy partidario de hablar de su vida privada y tampoco del drástico cambio físico que ha sufrido en los últimos años.

Paralelamente a su carrera como actor dramático y cómico, ha prestado su voz para numerosos shows y películas de animación. Entre ellas, Megamind, La Lego película –donde daba tono a Linterna verde, un ídolo de la infancia— y Cómo entrenar tu dragón. Sin duda, estamos ante uno de los actores más camaleónicos que nos ha dejado el cine estadounidense reciente.

El antepenúltimo mohicano.

Park City, Utah.

Más en el blog: ’10 días de Sundance’ con 6 estrenos exclusivos

Posts Más Recientes