4 polémicas made in Sacha Baron Cohen

¿Hay alguien más polémico que Sacha Baron Cohen? ¿Alguien que se atreva como él a cruzar las líneas de lo correcto y el humor? Ali G, Bruno, Borat, Aladeen o, una de sus últimas creaciones, el coronel Erran Morad son algunos de los personajes más histriónicos que han salido de su perversa mente. Es un maestro del disfraz: pocos han descubierto en plena broma que quien se escondía tras esa persona tan extraña era el actor británico. Eso le ha permitido realizar alguna que otra performance de lo más polémica. Aquí recogemos 5 de sus momentos delirantes.

Modelo de Agatha Ruiz de la Prada

En Brüno, el actor británico interpretaba a un modista austríaco en busca de la fama en tierras norteamericanas. Uno de los grandes hitos fue colarse en el desfile de Milán de Agatha Ruiz de la Prada en 2008. Sin que nadie lo supiera, se colocó un traje de velcro y se coló en las bambalinas del desfile. Allí, entre tropiezo y tropiezo, se fue enganchando al traje todo tipo de prendas y telas hasta que, de repente, irrumpió en la pasarela para integrarse en el desfile. Los de seguridad tuvieron que bajar las luces para sacarlo sin armar demasiado escándalo.

Un dictador en los Oscar

Por mucho que la Academia intentase evitarlo, Sacha se presentó en la ceremonia de los premios de cine más mediáticos del planeta como el General Aladeen, protagonista de su película El dictador. Pero ahí no quedó la cosa: además, portaba en sus manos una urna funeraria en la que simulaba llevar las cenizas del por entonces recién fallecido líder norcoreano Kim Jong-il. “Él soñaba con venir a los Oscar y ser rociado sobre la alfombra roja y el pecho de Halle Berry”, comentó. Cuando intentó esparcirlas sobre la alfombra, tuvieron que actuar los responsables de seguridad de la gala.

Estreno de Borat en Londres

En Borat, Sacha Baron Cohen se atrevió con las diferencias culturales y sus polémicas consecuencias con la historia de este reportero kazajo que viaja a Estados Unidos para conocer y aprender de las grandezas del país. Para el estreno en Reino Unido se atrevió con una imagen que seguramente hoy en día habría sido incluso más polémica que entonces: subido junto a una mula en un carro tirado por mujeres.

Canción antisemita

El personaje de Borat, en realidad, es anterior a la película. Ya salía en la serie Da Ali G Show, donde hacía de las suyas. En concreto, una de las más sonadas, fue cuando se plantó en mitad de un bar country de Arizona y empezó a cantar una canción con el título “Tirad al judío por el pozo”. Lo grave fue que el público no dudó en acompañar con palmas y empezó a corear con él la letra. Algunos de los presentes llegaron a denunciarle meses después cuando descubrieron que toda América había visto sus reacciones.

El antepenúltimo mohicano.

Park City, Utah.

Más en el blog: Disfruta de un Halloween diference con el Especial Sundance Midnight

Posts Más Recientes

Sundance 90: Top 3

Concluimos este especial que nos ha llevado a los años más importantes en la historia del Festival de Sundance: losLeer más