5 cosas que no sabías de Jared Leto

Es uno de esos outsiders del cine americano que se mueve entre el indie y el mainstream, pero que, ante todo, siempre parece seguir sus propias reglas. Jared Leto es así: un tipo capaz de perder 28 kilos para encarnar a un heroinómano en Requiem por un sueño y engordar 30 para meterse en la piel del asesino de John Lennon en Chapter 27. Más allá de su compromiso con cada uno de sus personajes, el intérprete de Luisiana es una verdadera caja de sorpresas. Ganó el Oscar a mejor actor secundario hace 2014 por Dallas Buyers Club y pronto protagonizará una película sobre le mítico personaje del Joker. Aquí te descubrimos 5 cosas que (quizás) no sabías de Jared Leto.

Pintor frustrado

Tras pasar por varios institutos, Leto tenía claro que quería dedicarse al mundo de la pintura. Por ello se mudó hasta Philadelphia para estudiar Arte en la Universidad. Sin embargo, pronto descubrió que su verdadera vocación era la interpretación, así que decidió dirigirse a Nueva York para iniciar sus estudios en esta nueva faceta.

Récord Guinness musical

Sí, además de su intento por introducirse en el mundo de la pintura (que hoy conserva como un hobby), Leto también es un músico con mucho talento, aunque quizás esto sea más conocido. En 1998 creó junto con su hermano la banda de rock alternativo 30 seconds to Mars y con su tercer disco This is War lograron un Récord Guinness: realizaron la mayor cantidad de conciertos para promocionar un álbum. Fueron más de 300 a lo largo de 2 años.

Infancia hippy

Leto creció en una comuna hippie. Su padre les abandonó al poco de nacer, así que su madre Constance se lanzó a la carretera con sus hijos y una cámara de fotos bajo el brazo para intentar ganarse la vida. Y no fue fácil: a los 12 años Leto tuvo que ponerse a trabajar como lavaplatos en una barbacoa y a los 16 hacía de botones en un hotel. Aun así, ni su madre ni él mismo permitieron que se separase de ese ambiente bohemio y artístico en el que creció: en cuanto el dinero lo permitía, tanto él como su hermano iban a colonias artísticas. Sin duda, un hecho que ha influido mucho en su carrera.

El regalo más extraño

Las estrellas están acostumbradas a que sus fans les envíen todo tipo de regalos. Pero Leto quizás recibió el más extraño de todos. Alguien decidió cortarse una oreja y enviársela en una cajita de cartón con una nota que decía: ¿Estás escuchando? El actor nunca supo quién se la envió, aunque, según declaró a una radio británica, llegó a hacerle un pequeño agujero y llevarla como colgante. Eso sí, en esa misma entrevista también recalcó a sus fans que no hacía falta que le enviasen ninguna parte del cuerpo como regalo.

Emprendedor digital

Dicen que no puede ir a ningún lugar sin su ordenador. Y es que, por si su faceta de actor y cantante fuera suficiente, Leto también se ha interesado por la tecnología y ha creado su propia plataforma online. Se trata de Vyrt, una web en la que bandas de música pueden retransmitir sus conciertos por streaming.

El antepenúltimo mohicano.

Park City, Utah.

DESCUBRE 4 COSAS QUE NO SABÍAS DE JOAQUIN PHOENIX

Posts Más Recientes