5 grandes directores hongkoneses de nuestros días

Un 01 de julio de 1997 el Reino Unido devolvía la soberanía de Hong Kong, en manos británicas desde hacía más de 150 años, a China. Gracias a la amalgama entre la tradición oriental y occidental que ello ha propiciado, este puerto asiático se ha convertido en un lugar culturalmente calidoscópico y fascinante. Y su cinematografía no es una excepción; por su volumen de producción, infraestructura, star system y calidad, el cine hongkonés es hoy uno de los más potentes del mundo. Desde SundanceTV te dejamos con 5 de sus directores más relevantes.

Ann Hui (n. 1947)

De origen sino-nipón, Hui nació en Manchuria pero se crio en Hong Kong, para formarse finalmente en Londres. Una de las mejores cineastas de la denominada “Nueva Ola Hongkonesa” –integrada por realizadores cuyo principal elemento en común es su influencia de la tradición fílmica occidental–, su estilo aglutina un minimalismo de visos realistas con el drama familiar, lo que propicia obras cargadas de emoción y humanismo. A destacar su trilogía dedicada a los refugiados vietnamitas –The Boy from Vietnam (1978), The Story of Woo Viet (1981) y The Boat People (1982)–, así como Canción del exilio (1990) y Summer Snow (1995).

Mabel Cheung (n. 1950)

También formada entre Hong Kong e Inglaterra, es junto con Hui y Tsui Hark uno de los grandes nombres del cine hongkonés de los 80. En su carrera destaca la “Trilogía de la Inmigración” –Illegal Immigrant (1985), An Autumn’s Tale (1987) y Eight Taels of Gold (1989)–, que versa sobre los problemas de los emigrantes hongkoneses y chinos, y donde tienen vital relevancia sendos guiones del también director Alex Law. Siempre interesada por la cuestión de la identidad china, tan delicada en la excolonia británica, la obra de Cheung se caracteriza por un tono evocador y sutil, con filmes que oscilan entre la comedia romántica y el melodrama.

Johnnie To (n. 1955)

A poco que se conozca el cine de Hong Kong, se sabrá que dos de sus géneros más populares son el de las artes marciales y el del thriller de criminales. El nombre más conocido en este último ámbito es el de John Woo, que revolucionó la forma de rodar la violencia, lo que explica que Hollywood lo fichara con desigual fortuna. To es hoy por hoy su digno sucesor, pese a haber dirigido películas de múltiples géneros. Con una visión crítica de la realidad social contemporánea, son marca de la casa la estilización visual y un ritmo casi coreográfico. Destacamos sus obras PTU (2003), Breaking News (2004) y su díptico Election (2005) y Election 2 (2006).

Wong Kar Wai (n. 1958)

El director hongkonés de mayor proyección internacional, sus obras de los años 90 se cuentan entre lo mejor de la filmografía mundial del fin del milenio. Gracias a un estilo sensual, colorista y fastuoso, en el que tiene mucha importancia su colaboración con el director de fotografía Christopher Doyle y la reducción del guion a mínimos, las imágenes de sus mejores trabajos se graban de forma indeleble en las retinas del espectador. Es obligatorio mencionar Días salvajes (1990), Chungking Express (1994), Happy Together (1997) y Deseando amar (2000).

Peter Chan (n. 1962)

Formado entre Hong Kong, Tailandia y los Estados Unidos, quizás ese eclecticismo cultural haya hecho de él uno de los directores de mayor éxito comercial en sus lares. Con una trayectoria definida por su capacidad de incidir triunfalmente en todo tipo de géneros –desde el drama histórico hasta la comedia romántica, pasando por el terror, la acción o el musical–, sus películas se caracterizan por tratar temas de interés humano de forma accesible para una amplia audiencia. Algunas de sus obras más aclamadas son Comrades, Almost a Love Story (1996), Perhaps Love (2005) y Dearest (2014).

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: 5 películas sobre muertos vivientes que no te puedes perder

Posts Más Recientes