5 películas del indie español 2018

El cine indie español es algo así como las meigas: haberlo, haylo. Quizás porque no tiene una industria tan fuerte como la americana detrás, podría parecer que en nuestro país no existe ese cine arriesgado, diferente, que intenta sobrevivir en los márgenes de las grandes (o medianas) producciones. Pero como decíamos, existe. Y cada año nos propone un buen puñado de obras bien interesantes. ¿Un ejemplo? La sensación del año pasado, Verano, 1993. O el cine de Jonás Trueba, como Los ilusos. Y este 2018 no puede ser menos. Aquí os proponemos 5 películas para tomarle el pulso al indie español de este año.

Con el viento, de Meritxell Colell

Después de realizar varios cortos documentales, Meritxell Colell debuta en el largo con una historia que aúna danza, un pueblo del interior de Burgos y un conflicto familiar madre-hija. Este drama austero y que busca emocionar a través de los detalles y los silencios es de esas películas que te dejan clavado por su peso dramático y su sutileza. Una directora que nos demuestra, una vez más, que se puede llegar sin necesidad de subrayar.

Carmen y Lola, de Arantxa Echevarría

Es, sin duda, la historia de amor de este año en el cine español. Arantxa Echevarría se atreve con un romance cocinado a fuego lento entre dos mujeres de etnia gitana. El conflicto familiar y social se coloca en medio de la trama, y pese a eso la propuesta de la directora bilbaína no pierde esa mirada luminosa. Con un cercamiento costumbrista y una mirada desprendida de clichés, las dos actrices protagonistas, Zaira Rodríguez y Rosy Rodríguez, son el verdadero gancho de la cinta por su frescura y naturalidad. Una película que respira verdad por todos lados.

Yo la busco, de Sara Gutiérrez

Otro debut prometedor que nos permite, de nuevo, descubrir a dos jóvenes intérpretes (Dani Casellas y Laia Vidal) a los que auguramos una larga y exitosa carrera. Este drama romántico se centra en la ilusión pérdida de una pareja de treintañeros incapaces de ser felices y de construir sus vidas a partir de sus sentimientos. Una mirada certera sobre una generación urbanita que se siente perdida a merced de las crisis económicas, los vaivenes sentimentales y el ritmo de una gran ciudad.

Los amores cobardes, de Carmen Blanco

El drama romántico parece ser uno de los grandes temas con los que debutan muchos de nuestros autores, y tiene su sentido: son películas de producción sencilla (pocos actores y pocos escenarios) y con las que el público puede conectar y empatizar de manera directa. Carmen Blanco hace lo propio con Los amores cobardes, una especie de cuento romántico sobre una joven que regresa a veranear a su ciudad natal para encontrarse con viejos amigos con los que había perdido el contacto.

Matar a Dios, de Caye Casas y Albeto Pintó

Casas y Pintó se atreven a debutar con la comedia y salen muy airosos. Matar a Dios, que sorprendió en Sitges y se llevó el Gran Premio del Público, colocan el destino del mundo en manos de cuatro desgraciados que, simplemente, querían celebrar la noche de Fin de Año en una cabaña en medio del bosque. Una comedia negra con sus buenas dosis de mala leche que cuenta con un reparto estupendo (como Itziar Castro o Emilio Gavira).

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Las 6 mejores series de SundanceTV para hacerte un maratón

Posts Más Recientes

Sundance 90: Top 3

Concluimos este especial que nos ha llevado a los años más importantes en la historia del Festival de Sundance: losLeer más