5 películas para celebrar el Día Internacional de los Museos

El 18 de mayo se celebra el Día Internacional de los Museos, una jornada que pretende aproximar al gran público estas instituciones, cuya función principal siempre ha sido la difusión del arte entre la ciudadanía. Asimismo, se trata de concienciar a la gente sobre los desafíos a los que se enfrentan para llevar a cabo su propósito en un mundo donde la cultura no se prima precisamente. De ahí que en SundanceTV queramos homenajear su imprescindible labor a través de 5 películas que transcurren bajo el techo de un museo.

Los crímenes del museo de cera, de André de Toth (1953)

Remake de Los crímenes del museo (1933) de Michael Curtiz, este clásico del cine de terror parte de un guion que mezcla sin complejos El fantasma de la ópera, Frankenstein y El extraño caso del Dr. Jekyll y el Sr. Hyde, para ofrecerle a Vincent Price uno de sus roles más emblemáticos: el del desquiciado dueño de un museo de cera, cuyas figuras cobran vida a través de utilizar de materia prima cadáveres humanos. Como curiosidad, señalar que fue una de las primeras películas en usar la entonces primitiva técnica del 3D.

Topkapi, de Jules Dassin (1964)

Una de las heist movies más famosas de la historia, de alguna manera su autor hizo una adaptación en clave ligera de los temas de su noir clásico Rififi (1955). Como grandes bazas, el filme cuenta con una intriga muy bien construida, unos espectaculares escenarios –entre ellos, el Palacio de Topkapi de Estambul que da título a la obra, donde se ubica el Museo de la Época Imperial– y un protagonismo coral con actores de la talla de Melina Mercouri, Maximilian Schell, Peter Ustinov, Robert Morley o Akim Tamiroff.

El arca rusa, de Aleksandr Sokurov (2002)

A la proeza técnica de haber rodado sus 99 minutos en un único plano secuencia, hay que añadirle, además, la belleza hipnótica de sus imágenes, la audacia de su narrativa acrónica y el calado de su temática, dado que, mediante el tour por el Museo del Hermitage de San Petersburgo que le ofrece un noble francés del siglo XIX a su anónimo interlocutor fuera de campo (la voz del propio Sokurov), se reflexiona sobre la historia europea de los últimos siglos, y de Rusia en particular. Sin duda, una de las mejores películas de la primera década del siglo XXI.

Horas de museo, de Jem Cohen (2012)

El Museo de Historia del Arte de Viena es el escenario en el que nace la amistad entre dos solitarios cincuentones, Johann (Bobby Sommer), uno de los guardias del museo, y Anne (Mary Margaret O’Hara), una mujer canadiense, que ha venido a la capital austríaca por motivos personales. Sus respectivas vidas, las de los otros empleados y visitantes, y aun la propia ciudad, se ven reflejadas o contrastadas en las obras que atesora el museo, con lo que se traza una delicadísima reflexión sobre la manera en la que el arte imita y/o moldea la realidad.

National Gallery, de Frederick Wiseman (2014)

Monumental documental sobre la National Gallery de Londres, una de las pinacotecas más importantes del mundo, sus tres horas de duración le permiten al autor captar el museo desde todos los ángulos, por lo que no solo se deleita en algunas de sus obras, sino que también explora los puntos de vista de sus visitantes (grupos escolares, artistas, turistas…) y de quienes trabajan ahí (comisarios, restauradores, vigilantes…). La transparencia fílmica del relato cede la voz a los cuadros expuestos y a su interacción con sus espectadores y cuidadores.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Seleccionamos 6 películas con una Palma de Oro controvertida

 

Posts Más Recientes