5 películas para descubrir el indie australiano

Este fin de semana, en Sundance TV España tenemos una cita ineludible: una maratón de la serie australiana The Principal, uno de los hitos de una industria audiovisual, la del país oceánico, con cada vez más relevancia en nuestro país. A una pujante ficción televisiva, se le une una factoría cinematográfica que nos ha dejado en las dos últimas décadas nombres tan importantes como Heath Ledger, Cate Blanchett, Eric Bana, Rose Byrne… A continuación, os vamos a ofrecer un listado de cintas independientes necesarias para entender el gran momento artístico de la nación aussie:

Two Hands (1999), de Gregor Jordan.

Jordan saltaría a la fama, y el charco, con el biográfico sobre Ned Kelly (2003) pero mucho antes, nos descubrió a un actor soberbio que, desgraciadamente, nos dejó demasiado pronto. Hablamos de Heath Ledger, que en este papel de ratero de poca monta metido en líos llamó la atención de la crítica y, sobre todo, de Mel Gibson, que lo reclamó como coestrella de El Patriota (2000).

Sommersault (2004), de Cate Shortland.

Protagonizada por unos neófitos Abbie Cornish y Sam Worthington, el debut en la dirección de Cate Shortland –cineasta de orígenes alemanes que después se consagró con Lore (2012)—, fue la gran sensación de su año en el circuito local, logrando todos los premios posibles. Sommersault es un coming-of-age sobre la sexualidad y el salto a la madurez lleno de sensibilidad y honestidad.

La propuesta (2005), de John Hillcoat.

Este maravilloso wéstern con música de Warren Ellis y Nick Cave –la banda sonora es una joya— y los rostros de Guy Pearce y Ray Winstone, es una de las cumbres para el país oceánico en el nuevo milenio. Un drama psicológico lleno de aristas que supuso la carta de presentación de John Hillcoat, que cuatro años después se le encomendó adaptar la novela de Cormac McCarthy La carretera.

Candy, de Neil Armfield (2006)

No nos olvidamos de Heath Ledger –en todos los sentidos— y una de sus interpretaciones memorables. En este caso, junto a la mencionada Cornish, en los roles de una pareja de heroinómanos y su lento descenso al infierno. La cinta participó en la sección oficial de la Berlinale, donde fue injustamente denostada.

The Nightingale, de Jennifer Kent (2018)

En este hueco debería estar Babadook, la ópera prima de Jennifer Kent. Pero como ya os hablamos de ella la semana pasada en nuestro artículo especial sobre Halloween, nos hemos decidido por el segundo trabajo de esta singular realizadora que se estrenó en la pasada edición de la Mostra de Venecia, donde protagonizó una de las polémicas del festival –un periodista insultó a Kent a voz alzada en un pase de prensa. Este wéstern sobre la venganza de una madre de familia (Aisling Franciosi) a la que han asesinado marido e hijo neonato tiene la personalidad e ingredientes suficientes para dejar huella; violencia, humor negro y un gran villano protagonizado por Sam Caflin.

 

El antepenúltimo mohicano.

Park City, Utah.

Más en el blog: Las 5 películas favoritas de Martin Scorsese

Posts Más Recientes