5 películas para descubrir el nuevo cine griego

Este viernes llega a la cartelera española La favorita, uno de los grandes filmes del 2018 que competirá por el Óscar a mejor película en la próxima edición de los Oscars. Una coyuntura que hace buenos los pronósticos marcados tras su premiere en la Mostra de Venecia. Estamos ante la mejor película de su autor, el griego Yorgos Lanthimos, un realizador que ha logrado traspasar con éxito a la industria anglosajona un particular mundo donde habitan el humor y la crueldad, en definitiva, el ser posmoderno. No queda demasiado lejos en el tiempo, 2009, su debut, Canino, una de las obras más importantes del cine europeo del Nuevo Milenio. Su impacto, con nominación al Óscar foráneo incluida, sirvió para que el público cinéfilo conociera una nueva corriente cinematográfica proveniente de la nación mediterránea. Aunque la mayoría de contemporáneos adscritos extraoficialmente a ese movimiento niegan su existencia, resulta más que evidente que estamos ante una Nueva Ola de cine helénico, con cada vez más preponderancia en el panorama internacional y con una visión coetánea que extrapola el desencanto de una población a la deriva económica y políticamente. A continuación, seleccionamos los títulos clave sobre los que se articula el buen momento del cine griego:

Canino, de Yorgos Lanthimos, 2009

Faltaría más, este cuento cruel sobre una familia del extrarradio ateniense con normas educativa y de convivencia bastante particulares fue una de las sensaciones de 2009 desde su estreno en Un Certain Regard del Festival de Cannes. La siguiente película de Lanthimos, Alps (2011), compartía esencia pero no su fuerza. Desde entonces, su cine se ha expresado en habla inglesa con Langosta (2015) y El sacrificio de un ciervo sagrado (2017). Es el estandarte del cine heleno actual.

Boy eating the bird’s food, de Ektoras Lygizos, 2012

Film de 2012 que retrataba el mal que acompañó a la sociedad europea en la pubertad neomilénica: la crisis económica. Grecia fue, quizás, el país al que más afectó. Los efectos son conocidos ya por todos. El primer largo de Ektoras Lygizos –desde entonces inédito—, que se dio a conocer en la Berlinale, nos habla de la austeridad de un joven que para sobrevivir se tiene que comer de-todo.

Attenberg, de Attina Rachel Tsangari, 2010

Habitual colaboradora de Lanthimos, con la que comparte visión y estilo. Su obra más conocida es este drama de 2010 protagonizado por Marina (Ariane Labed, Coppa Volpi de la Mostra de Venecia), una joven desubicada que no se siente a gusto al lado de sus congéneres. Pese a guardar misma trayectoria con el director de Canino, la carrera de Tsangari se mantiene en un segundo plano, como demostró su último trabajo, Chevalier (2015), que compitió en Locarno.

Miss Violence de Alexandros Avranas, 2013

El leitmotiv de la ópera prima de Alexandros Avranas es clarificador: en su undécimo cumpleaños, una niña decide suicidarse saltando desde la ventana de su casa. Su cara inerte sobrecogía al tener congelada una sonrisa. Y, sí, volvemos a la crueldad, el dolor y la disección moral de la burguesía griega. El film dejó un sinfín de comentarios tras su paso por la sección oficial de Venecia. Ficción visceral que deja huella en nuestra memoria.

Luton, de Michalis Konstantatos, 2013

Menos pretenciosa que sus antecesoras, pero de impacto similar. Una fábula de historias cruzadas que se adentra en las dudas existenciales de los miembros de tres generaciones diferentes. Una propuesta que pasó por Nuevos Directores del Festival de San Sebastián y dio a conocer a un talento del que esperamos conocer nuevas creaciones en el futuro.

 

El antepenúltimo mohicano | Revista de cine independiente.

Park City, Utah.

Más en el blog: Guía para Sundance 2019 (II)

Mia Wasikowska appears in Judy & Punch by Mirrah Foulkes, an official selection of the World Dramatic Cinema Competition the 2019 Sundance Film Festival. Courtesy of Sundance Institute | photo by Ben King.
All photos are copyrighted and may be used by press only for the purpose of news or editorial coverage of Sundance Institute programs. Photos must be accompanied by a credit to the photographer and/or ‘Courtesy of Sundance Institute.’ Unauthorized use, alteration, reproduction or sale of logos and/or photos is strictly prohibited.

Posts Más Recientes