5 películas para una Navidad diferente

Como todos los años, entre polvorón y polvorón, la Navidad también nos da esos pequeños momentos en familia, al calor de la lumbre, en los que una buena película nos sirve para rellenar las largas tardes invernales. Y sí, la programación navideña volverá a estar plagada de clásicos infantiles. Tampoco faltará el tradicional pase de ¡Qué bello es vivir! o Love actually. Pero si te apetece algo diferente, aquí te proponemos 5 películas con un espíritu navideño que se salen de la norma, pero que te harán disfrutar a lo grande.

El día de la bestia, de Álex de la Iglesia (1995)

Si los americanos han establecido el clásico de Frank Cappra ¡Qué bello es vivir! como la película navideña por antonomasia, ¿por qué no podemos hacer nosotros lo propio con El día de la bestia? Mientras llegue ese momento en el que todas las cadenas programen al unísono la delirante cinta de Álex de la Iglesia, os proponemos que la recuperéis para darle un poco de rock and roll a estas fiestas. Y es que esta historia del supuesto nacimiento de Satán el día 25 de diciembre de 1995 en pleno Madrid es uno de los títulos indispensable del cine español, y además cuenta con una inolvidable interpretación del añorado Álex Angulo.

Felicidades, de Lucho Bender (2000)

La primera y única película de Lucho Bender es una pequeña joya navideña desconocida por muchos. Felicidades trata de los esfuerzos del ciudadano de a pie por mantener vivo el espíritu navideño frente a las idas y venidas de la vida. Un cuento de Navidad con un toque amargo que endulza ese humor socarrón y ácido argentino que tan bien le viene a una celebración que, poco a poco, va perdiendo su verdadera esencia.

Christmas, again, de Charles Poekel (2014)

La primera película de ficción del director americano Charles Poekel es un drama romántico que aúna un buen puñado de motivos recurrentes de estas fiestas: un protagonista llamado Noel, que es vendedor de árboles de Navidad, y que recupera la esperanza por vivir tras una ruptura dolorosa gracias a la bondad de un grupo de personas… y a la aparición de una misteriosa mujer. Si te gusta Love actually pero ya la tienes demasiado vista, esta es la alternativa perfecta.

Carol, de Todd Haynes (2015)

Quizás la historia de amor más conmovedora por su intensa sutileza de los últimos años. Carol a estas alturas no necesita presentación. Y si la necesita, es que debes ir corriendo a verla. La historia de una Navidad de los años 50 en la que la joven dependienta Theresa Belivet conoce a Carol Aird te conquistará por distintos motivos: por su pasión cocinada a fuego lento, por la belleza de cada una de sus imágenes y, sobre todo, por las magníficas interpretaciones de Rooney Mara y Cate Blanchett

Los fantasmas atacan al jefe, de Richard Donner (1988)

Hay un mantra que todo buen amante del cine indie conoce: si Bill Murray está en el reparto, la película ya vale la pena. Es el caso de Los fantasmas atacan al jefe, una revisión en forma de comedia de Un cuento de Navidad, de Charles Dickens, en el que un directivo de televisión huraño y maleducado empieza a sufrir alucinaciones fantasmagóricas en plenas fiestas navideñas.

El antepenúltimo mohicano.

Park City, Utah.

Más en el blog: ’10 días de Sundance’ con 6 estrenos exclusivos

Posts Más Recientes