5 películas para volver a la rutina

¿Hay algún mes más duro que septiembre? Es el mes de la vuelta: al cole, al gimnasio, a la rutina, a madrugar… Si, como muchos, eres de los que agosto se te ha quedado corto, te proponemos cinco películas que te levantarán los ánimos de un modo u otro.

El club de los poetas muertos, de Peter Weir (1989)

Un clásico donde los haya. Si eres de los que vuelven a estudiar, esta película te vendrá de perlas para descubrir que no todo es aburrido y tedioso y que en la juventud es donde aprendemos conceptos que nos deben acompañar toda la vida, como carpe diem, el compañerismo, la camaradería y, ante todo, la necesidad de ser felices a cada momento. Una película en la que descubrimos a un jovencísimo Ethan Hawke y que deberíamos ver cada septiembre para recargar las pilas. Y también para recordar al grandísimo Robin Williams. ¡Cuánto lo echamos de menos!

Super, James Gunn (2010)

Si este verano te has empachado con historias de superhéroes y estás cansado de tanta perfección y superpoderes, te presentamos al mejor antihéroe del cine indie: el cocinero Frank Darbo. Esta delirante comedia dirigida por James Gunn nos cuenta las aventuras de un hombre cualquiera que, después de que su esposa le abandonara por un traficante de drogas, decide convertirse en superhéroe para tratar de hacer el bien y recuperarla con la ayuda de Ellen Page. Un verdadero homenaje a todo el mundo de los cómics, pero con muchas dosis de imaginación y un toque muy gamberro. Una comedia para tomarnos los baches de la vida de otra manera.

Frances Ha, de Noah Baumbach (2012)

Si todavía no has descubierto a Frances, este es el momento perfecto para hacerlo. Y si ya la conoces, septiembre es ideal para regresar a ella. La historia de esta joven neoyorquina de 27 años que decide que no es tarde para cumplir su sueño es un canto a la ilusión, a despertar el niño que todos llevamos dentro y dejarnos contagiar por su alegría y su inocencia. Una película emotiva y deliciosa que funciona no solo por el magnetismo de Greta Gerwig, sino por la gran labor de escritura y dirección de Noah Baumbach,

Lucky, un cuento sobre la felicidad, de Mike Leigh (2008)

Y si después de Frances todavía no te has contagiado por el espíritu libre y feliz de su protagonista, te proponemos que conozcas a Poppy, una divertida y alegre profesora de parvulario que, después de que le roben la bici, decide que es hora de aprender a conducir. Scott será su instructor, un tipo huraño y cabreado con el mundo al que Poppy acabará convenciendo de lo maravillosa que puede ser la vida. Una historia para sacudirnos esa apatía que nos deja el síndrome postvacacional.

Tucker y Dale contra el mal, de Eli Craig (2010)

Si lo que te va es el slasher y el terror y necesitas un revulsivo para volver a la rutina, te proponemos esta alocada comedia sangrienta en la que un par de buenazos son confundidos por dos secuestradores en medio de un bosque canadiense. Una burla inteligente a todos los tópicos del cine gore para acabar llevándolos hacia la comedia negra e irreverente. Además, también es una buena preparación para el Festival de Sitges, que está a la vuelta de la esquina.

El Antepenúltimo Mohicano

Park City

Posts Más Recientes