5 películas por el Día Internacional Contra la Violencia de Género

El 25 de noviembre es una jornada destacada en la lucha contra el machismo, puesto que se celebra el Día Internacional Contra la Violencia de Género. Desde SundanceTV queremos aportar nuestro granito de arena a uno de los grandes males de nuestra sociedad con una selección de 5 filmes que diseccionan y atacan el machismo sistémico de nuestro mundo, con la esperanza de que pronto sean testimonios de costumbres del pasado.

Los sobornados, de Fritz Lang (1953)

A simple vista, esta película cuenta la historia de Dave (Glenn Ford), un íntegro policía que, tratando de acabar con una banda mafiosa, descubre de forma trágica que cuenta con sobornados en la misma comisaría. Poco a poco, empero, adquiere protagonismo Debby (Gloria Grahame), quien, jugando con los prejuicios del público, es presentada como la mera “fulana” descerebrada del criminal Vince (Lee Marvin), hasta que un terrible suceso nos demostrará lo equivocados que estábamos respecto a ella, además de dejar claro que, en la encarnizada guerra que sostiene Dave contra Vince y los suyos, Debby deviene un peón del que nadie se preocupa por ser descarada, sexualmente activa… y mujer.

El círculo, de Jafar Panahi (2000)

El maestro iraní hizo una implacable radiografía de la situación de las mujeres en su país con este filme inteligente, valiente y directo, que se articula en torno a un tour de force visual del que ya da pista su título; y es que la circularidad del relato coincide con ese círculo vicioso en el que se ven encerradas las mujeres solamente por el hecho de serlo. De ahí que el alumbramiento de una niña coincida con la huida de tres prisioneras durante un permiso temporal; sin saberlo, todas ellas están irremisiblemente marcadas como “inferiores” desde el mismo momento de su nacimiento.

Te doy mis ojos, de Icíar Bollaín (2003)

Esta, sí, una película que analiza explícitamente la violencia de género, sin tener que retratar ambientes marginales como Los sobornados ni un estado islámico como El círculo, sino que remite a la realidad cotidiana de muchos hogares españoles. Sin duda, tanto esta proximidad como el hecho de que Antonio (Luis Tosar), el maltratador, no sea pintado como un monstruo, mientras que Pilar (Laia Marull), la maltratada, a menudo sea víctima propicia por un concepto completamente erróneo del amor, le dan un verismo al filme que demuestra que el gran problema yace en el machismo sistémico de nuestra sociedad.

La teta asustada, de Claudia Llosa (2009)

En la tradición del realismo mágico hispanoamericano, Llosa emplea la imaginaria enfermedad de “la teta asustada”, que transmiten por leche materna las mujeres maltratadas y violadas, para retratar las dramáticas consecuencias del enfrentamiento sostenido, durante tres décadas, entre grupos terroristas de extrema izquierda y las fuerzas del Estado peruano. Ambientada en nuestra contemporaneidad, la película habla de reconciliación y perdón, pero también de cambio de paradigma respecto al trato que las mujeres han de recibir.

Mad Max: Furia en la carretera, de George Miller (2015)

Pocos eran los que se esperaban esta gran jugada del veterano director australiano, quien, encarado con la refundación de la saga que le dio fama, no se limitó a mejorar los efectos visuales de la misma, a modernizar su estética o a construir una distopia más compleja y sólida, sino que fue más allá y convirtió el feminismo en la piedra angular de la historia. Así, la verdadera protagonista es Imperator Furiosa (Charlize Theron), y su lucha por liberar a las mujeres del cruel yugo patriarcal de Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne) comportará también una distribución de las riquezas más justa y una forma más sensata de aprovechar los recursos de la Tierra.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: SundanceTV estrena An Accidental Studio, el documental sobre el legendario estudio HandMade Films

Posts Más Recientes