5 películas sobre aviones

Un 7 de octubre de 1919 se fundaba la aerolínea neerlandesa KLM, lo que la convierte, hoy en día, en la más antigua en funcionamiento. Toda una efeméride que celebramos en SundanceTV con 5 películas sobre aviones y sus pilotos. Y una recomendación: mejor no verlas si estás viajando en uno.

Sólo los ángeles tienen alas, de Howard Hawks (1939)

Clásico entre los clásicos del cine sobre la aviación, la película se ambienta en un puerto sudamericano, al que llega la corista Bonnie (Jean Arthur). Allí conocerá a una pequeña gran familia de pilotos de una empresa de carga aérea al borde de la bancarrota, y cuyo gerente, Geoff (Cary Grant), se ve obligado a arriesgar la vida de sus empleados para ganar un importante contrato. Por el retrato de la camaradería masculina surgida en una situación de peligro, e incluso por sus personajes femeninos, alejados de la visión naif de esposa/ama de casa, estamos ante un filme 100% Hawks.

Aterriza como puedas, de Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker (1980)

Pero si de clásicos sobre aviones se trata, es imprescindible hacer un alto en esta divertidísima comedia. Parodia de las películas de catástrofes aéreas de boga en Hollywood en la década anterior, como Aeropuerto (1970) o Aeropuerto 77 (1977), Abrahams y los hermanos Zucker pergeñaron con este filme una forma tan absolutamente disparada de entender lo hilarante que resulta casi abstracta, mediante una sucesión de gags muy políticamente incorrectos (sobre la pederastia, la drogadicción, la promiscuidad sexual…). Si quieres echar unas risas, es la receta infalible.

Porco Rosso, de Hayao Miyazaki (1992)

No es ningún secreto, para cualquiera que conozca la obra de Miyazaki, la fascinación del maestro japonés por la aeronáutica. En las dos películas donde más la ostenta es en El viento se levanta (2013), biopic del diseñador de los aviones de combate japoneses de la Segunda Guerra Mundial, y en la que ahora nos ocupa, una reflexión cargada de belleza, fantasía, tristeza y arrebatado romanticismo sobre las peripecias de un expiloto de la Primera Guerra Mundial, que vive en Italia convertido en un cerdo antropomórfico por culpa de una maldición.

El aviador, de Martin Scorsese (2004)

Biopic del magante Howard Hughes (interpretado por un soberbio Leonardo DiCaprio), la cinta se centra tanto en sus relaciones personales como en sus problemas de salud mental –era hipocondríaco y sufría un trastorno obsesivo-compulsivo– y en su vertiente de piloto, dado que Hughes era un enamorado de los aviones, hasta el extremo de dirigir personalmente una película sobre el tema, Los ángeles del infierno (1930). El inteligente guion de John Logan y la vibrante dirección de Scorsese dejan escenas para el recuerdo, como la del accidente de avión.

United 93, de Paul Greengrass (2006)

Reconstrucción en clave hiperrealista del destino del cuarto avión secuestrado por Al-Qaeda durante los atentados terroristas del 11S –el único que, de hecho, se estrelló sin alcanzar ningún objetivo importante, gracias a la intervención de los pasajeros–, se trata de una obra de tensión acumulada y sostenida, construida en torno a un clímax final, no por conocido menos angustioso, que logra conmover sin manipular al espectador, y que nos recuerda que, incluso en los momentos más atroces, las personas son también capaces de actos heroicos y desinteresados.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Bordertown, la temporada 2 del thriller finlandés llega en noviembre a SundanceTV

Posts Más Recientes