5 películas sobre la vejez por el Día Mundial de las Personas de Edad

El 1 de octubre se celebra el Día Mundial de las Personas de Edad. Teniendo en cuenta el progresivo envejecimiento de la población, dado el descenso de la natalidad y el aumento de la esperanza de vida, es más importante que nunca concienciarse de lo que pueden aportar las personas mayores a nuestro mundo sin medirlo en términos de productividad económica. Por ello, desde SundanceTV nos sumamos a su homenaje con 5 películas que versan sobre la tercera edad.

Umberto D, de Vittorio De Sica (1952)

Una de las máximas cumbres del Neorrealismo italiano, esta película sencilla y, sin embargo, de una hondura emocional pocas veces alcanzada, narra las desventuras del jubilado Umberto (Carlo Battisti), exfuncionario que, solo y sin familia, malvive con su mísera pensión gubernamental en una habitación de realquilados, con la única compañía de su perro Filke. La mirada de De Sica y su guionista habitual, Cesare Zavattini, hacia este hombre víctima de su condición de viejo y pobre, y por tanto de “inútil” para la sociedad, está cargada de compasión y denuncia. De visión imprescindible si te consideras cinéfilo.

La balada de Narayama, de Shôhei Imamura (1983)

Si lo que deseas es llorar a gusto, este filme de Imamura proporciona algunas de las dosis de desgarro más intensas de la gran pantalla. En una paupérrima villa del Japón rural del siglo XIX, existe la costumbre de abandonar a su suerte a los ancianos en el monte cuando pierden los dientes. Orin (Sumiko Sakamoto) acaba de cumplir los 70 y goza de una salud inmejorable. Consciente, empero, de que es una carga para su familia, ella misma se romperá los dientes con una piedra para que su primogénito Tatsuhei (Ken Ogata) cumpla con el ritual de llevarla a la montaña.

Up, de Pete Docter (2009)

Afortunadamente, no todas las visiones sobre la vejez son oscuras; esta película de animación de la factoría Pixar así lo demuestra, con su perfecta mezcla entre el relato de aventuras, la buddy movie, la comedia fantástica y el drama intimista, mediante el vínculo afectivo que se establece entre el amargado octogenario Carl, que al morir su esposa Ellie sin cumplir ninguno de sus sueños siente que la vida les ha timado, y Russell, un pequeño y entusiasta boyscout que sueña con reunir a sus divorciados padres. Sencillamente, deliciosa.

Poesía, de Lee Chang-dong (2010)

¿Puede una mujer de sesenta y tantos, en las primeras etapas de Alzheimer, ser realmente útil a su sociedad llevando a cabo un acto de altruismo y responsabilidad sin parangón? Esta es la conclusión a la que llega esta preciosa cinta Lee Chang-dong, que gira en torno a la entrañable Mija (Yun Jeong-hie) y a su triste y solitaria cotidianeidad, solamente llenada por las clases de poesía a las que empieza a asistir.

Amor, de Michael Haneke (2012)

Este drama intimista del realizador alemán es a la vez tierno y desolador, al esbozar una verdad realmente incómoda; y es que, incluso en el mejor de los futuros, como el de Georges (Jean-Louis Trintignant) y Anne (Emmanuelle Riva), un matrimonio de intelectuales acomodados que siguen compartiendo intereses, complicidad y afecto, la degeneración física, la enfermedad y la soledad que conlleva la vejez irrumpen como un rayo en un mundo que no ha sido educado para aceptar nuestra mortalidad y la de quienes amamos.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes