Algunas curiosidades sobre Al Pacino por su 79 cumpleaños

El 25 de abril es el aniversario de uno de los actores más brillantes y emblemáticos de su generación. Para homenajearlo, desde SundanceTV hemos decidido dejarte con algunas curiosidades sobre su persona y su trayectoria que tal vez desconocías.

Orígenes sicilianos

Demostrando que a veces la vida imita al arte, los abuelos de Pacino eran oriundos de Corleone (Sicilia), población de la que toma su apellido el personaje de Marlon Brandon en El padrino (1972) de Francis Ford Coppola, y que transmite a sus hijos, entre ellos el benjamín, Michael Corleone, interpretado precisamente por Pacino.

Vida amorosa

Aunque Pacino tiene tres hijos y ha estado relacionado sentimentalmente con un gran número de parejas, entre las cuales se cuentan nombres tan famosos como los de Penelope Ann Miller, Beverly D’Angelo, Marthe Keller o Diane Keaton, nunca se ha casado.

Malos hábitos

Nacido en el barrio del East Harlem neoyorquino y criado en el Bronx, no rehuía nunca una pelea, con lo que se le consideraba un pendenciero en el colegio. Comenzó a fumar a los nueve años, un mal hábito que mantuvo hasta que en 1994 un foniatra le advirtió que, si no lo dejaba, perdería la voz.

Primeros años profesionales

Abandonó los estudios a los 17 años para perseguir su sueño de ser actor; una decisión que su madre no compartió y que lo llevó a irse de casa para sobrevivir con empleos de poca monta, hasta el extremo de pasar temporadas como homeless. Ello acabó cuando se unió al HB Studio y conoció al profesor de interpretación Charlie Laughton, quien se convertiría en su mentor.

Carrera

Aunque en su trayectoria abundan los galardones de interpretación (entre los que destacan el Premio Donostia y el Cecil B. DeMille, ambos al conjunto de su carrera), solo tras recibir 7 nominaciones obtuvo su único Oscar por su papel en la mediocre Esencia de mujer (1992) de Martin Brest.

Aficiones

Además de la ópera, es un apasionado de William Shakespeare, lo que explica, tanto su amor por los escenarios teatrales (donde cuenta con sendos Tony) como el hecho de que debutara tras las cámaras con la interesantísima Looking for Richard (1996), una cinta a medio camino entre el documental y una adaptación libre de Ricardo III, en la que Pacino reflexiona sobre la vigencia del corpus shakesperiano en la actualidad.

Actors Studio

Se formó en este estudio de interpretación neoyorquino, que imparte el denominado “Método Stanislavski”, creado por el actor y director escénico ruso Konstantín Stanislavski a principios del siglo XX. Dicha técnica de actuación consiste en buscar equivalencias psicológicas y emocionales entre el personaje y el actor, lo que suele dotar a los intérpretes surgidos de sus filas de una autenticad y fuerza que, en su peor versión, puede degenerar en sobreactuación. Entre los famosos que han pasado por esta academia podemos citar a Montgomery Clift, Marlon Brando, Sally Field, Robert de Niro, Anne Bancroft, Gene Hackman, Sean Penn, Dianne Wiest… Hoy en día lo codirige junto con Ellen Burstyn.

Papeles más recordados

De ser un semidesconocido, entró por la puerta grande en el estrellato gracias a su papel en El padrino (1972) de Coppola; y es seguramente su magistral interpretación en la secuela del filme, El padrino II (1974), la más memorable de toda su carrera. Pero durante la década de los 70, el actor nos legó un puñado de personajes inolvidables: el Lion de Espantapájaros (1973), el incorruptible policía Serpico (1973), el Sonny de Tarde de perros (1974) o el Arthur de Justicia para todos (1979). Posteriormente, y a las órdenes de Brian de Palma, realizaría otras de sus dos mejores actuaciones, en El precio del poder (1983) y Atrapado por su pasado (1993). A destacar, asimismo, su trabajo en Donnie Brasco (1997), El dilema (1999) y la miniserie Angels in America (2003).

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: 12 días del mejor cine independiente en el Festival de Tribeca 2019

Posts Más Recientes