Algunas de las mejores comedias de las últimas décadas

En SundanceTV dedicamos el mes de junio al género de la comedia; por eso os proponemos una selección de algunas de las mejores comedias de las últimas décadas.

Zoolander, de Ben Stiller (2001)

Esta sátira sobre el mundo de la moda se ha convertido, casi 20 años después de su estreno, en un auténtico clásico de la comedia contemporánea. Igualmente, fue la responsable de que su director y protagonista dejara de ser conocido, básicamente, por ser el “el hijo de” (de Jerry Stiller y Anna Meara), para poner su nombre en el panorama de la actuación y de la realización cómicas. Si no has visto las desventuras del descerebrado modelo Derek Zoolander (Stiller), te estás perdiendo unos de los ratos más divertidos de tu vida.

Kung Fu Sion, de Stephen Chow (2004)

El universo de Chow es una versión cómica de los géneros populares de la cinematografía china en general, y hongkonesa en particular. Su primer gran éxito internacional, Shaolin Soccer (2001), era una especie de Campeones en plan cachondo y con imagen real. Y en esta Kung Fu Sion hace a la vez una parodia y un homenaje de las películas de artes marciales en su vertiente épico-fantástica, lo que finalmente da lugar a un filme absurdo, descarado y trepidante, que se apoya en un juego cinéfilo con el niño que el espectador lleva dentro.

Escondidos en Brujas, de Martin McDonagh (2008)

Con una prestigiosa carrera como dramaturgo, marcada por un estilo crítico, satírico y cruel, McDonagh entró en el cine por la puerta grande con su cortometraje Six Shooter, que ganó un Oscar. Su ópera prima, Escondidos en Brujas, es una comedia negrísima sobre dos sicarios, Ray (Collin Farrell) y Ken (Brendan Gleeson), que se esconden en Brujas tras un trabajo que no ha salido bien, a la espera de las instrucciones de su jefe, Harry (Ralph Fiennes). Su guion sutil e ingenioso y un reparto en estado de gracia hacen del filme una obra tan divertida como profunda.

In the Loop, de Armando Iannucci (2009)

Adaptación a la gran pantalla de la brillante y ácida serie de la BBC, The Thick of It (2005-2012), es un retrato en clave realista –de ahí sus texturas documentales– de los entresijos del poder político, que demuestra, con grandes dosis de humor negro y mala leche, que las peores decisiones de los dirigentes del “mundo libre”, a menudo se deben, ya no a intereses económicos, sino a la simple y llana estupidez. Conforme avanza el metraje, la risa se va helando en nuestros labios, algo en lo que Iannucci es un experto, como lo demuestra la divertida, pero espeluznante, La muerte de Stalin (2017).

Bienvenidos al fin del mundo, de Edgar Wright (2013)

Cualquiera de los filmes que conforman la “Trilogía del Cornetto” mercería formar parte de esta lista. Si hemos elegido este en vez de Zombies Party (2004) o Arma fatal (2007) es por tratarse del que cierra el ciclo de estas parodias de diferentes géneros cinematográficos con un tono friki, desvergonzado y entrañable. Dirigidas por Wright y protagonizadas por Simon Pegg, y escritas al alimón por ambos, en este caso toca burlarse con cariño de las películas de invasiones extraterrestres.

Lo que hacemos en las sombras, de Jemaine Clement y Taika Waititi (2014)

El mockumentary (falso documental) se ha empleado tanto con fines cómicos como dramáticos, pero en el ámbito del humor ha dado algunos de sus mejores resultados. Como ejemplo citaremos la película que acuñó el término, This Is Spinal Tap (1984) de Rob Reiner, o las dos comedias de Larry Charles con Sasha Baron Cohen: Borat (2006) y Brüno (2009). Clement y Waititi, famosos en Nueva Zelanda como dúo cómico, parodian el terror vampírico con un supuesto documental televisivo sobre la cotidianeidad de tres chupasangres que comparten piso en Wellington.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: 5 películas de Michael Cera con motivo de su cumpleaños

Posts Más Recientes