Celebrando el cumpleaños de la gran Tilda Swinton con algunos de sus mejores papeles

Un 5 de noviembre nacía una actriz que, por su talento, su belleza a contracorriente y su carisma, además de su gusto por lo minoritario y lo transgresor, se ha convertido en musa indiscutible del cine independiente; baste con ver los directores con los que ha colaborado, y de forma recurrente: Wes Anderson, Jim Jarmusch, los hermanos Coen, Bong Joon-ho, Luca Guadagnino, Derek Jarman… Desde SundanceTV queremos escoger algunas de sus mejores interpretaciones para celebrar su aniversario.

Orlando, de Sally Potter (1992)

Aunque en la década de los 80 y 90 su trabajo como actriz tuvo lugar de la mano, básicamente, de Derek Jarman –quien fuera su mentor y amigo hasta su muerte de sida–, fue su rol protagónico en esta magnífica película de Sally Potter lo que le reportó prestigio internacional. Adaptación de un libro tan imposible de traducir en imágenes como Orlando: una biografía (1928) de Virginia Woolf, la cinta logra mantener el espíritu subversivo y la belleza del original sin limitarse a hacer una adaptación caligráfica. Sin duda, una joya del cine independiente.

Young Adam, de David Mackenzie (2003)

Sórdido drama policíaco del director de Comanchería (2016), las atracciones fatales típicas del film noir son aquí convertidas en una triste historia de soledad, pobreza y rencor, gracias a su atmósfera claustrofóbica y sucia, gentileza de hallarse ambientada en la depauperada zona marítima del Glasgow de los años 50. El trabajo del cuarteto protagonista, integrado por unos soberbios Ewan McGregor, Tilda Swinton, Peter Mullan y Emily Mortimer, junto a la música de David Byrne y a la fotografía de Giles Nuttgens, la hacen un ejemplo de cine indie británico a redescubrir.

El hombre de Londres, de Béla Tarr y Ágnes Hranitzky (2007)

Libérrima adaptación de la novela homónima de George Simenon, el componente de intriga sobre el que se asienta la trama es apenas una excusa que el maestro húngaro emplea para llevar a cabo otro de sus hipnóticos, pausados e inquietantes análisis sobre la existencia humana y, más concretamente, sobre las máscaras que llevamos incluso ante quienes más queremos. La presencia en la cinta de Swinton como sufrida esposa del protagonista prueba esa apuesta por lo experimental de la actriz.

Tenemos que hablar de Kevin, de Lynne Ramsay (2011)

Pero si de apuestas arriesgadas se trata, aquí tenemos al personaje de Eva, la madre de un psicópata innato que se empeña en obviar, por cobardía, egoísmo o estupidez, lo que su hijo le va demostrando con total confianza mientras va creciendo, hasta que ya es demasiado tarde. La directora de En realidad, nunca estuviste aquí (2017) lleva a cabo un filme que sacude los cimientos de lo políticamente correcto con elevadas dosis de ironía y radicalismo narrativo, mientras denuncia la pasiva e infantilizada sociedad de nuestros días.

Solo los amantes sobreviven, de Jim Jarmusch (2013)

Tierna e irónica reformulación del mito vampírico, narra la historia de amor inmortal de dos sofisticados y atractivos chupasangres, amantes de la música, la literatura, el cine, el teatro…, que encarnan, respectivamente, el eterno femenino y el eterno masculino, de ahí sus reveladores nombres: Eve (Tilda Swinton) y Adam (Tom Hiddleston). En realidad, lo que el autor nos viene a decir es que el arte es el mejor instrumento que poseemos para perdurar en el tiempo… pero que es una pálida sombra en comparación con el gozo y el placer de amar.

Suspiria, de Luca Guadagnino (2018)

Remake del clásico del giallo homónimo, Guadagnino mantiene el elemento misterioso y críptico del original pero construye el terror desde instancias discursivas muy diferentes, incidiendo asimismo en el elemento feminista que contiene una congregación de brujas, además de utilizar la historia de la Berlín dividida para trazar una metáfora sobre el poder del perdón, la compasión y el amor. Swinton interpreta un triple papel: la carismática Blanc, la malvada Markos y el anciano Dr. Klemperer.

 

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Vive el Festival Internacional de cine de Gijón 2019 con una selección de películas premiadas 

Posts Más Recientes