Claves del cine de Olivier Assayas mediante una selección de sus películas

El 12 de abril llega a nuestras salas el último filme de Olivier Assayas, Dobles vidas (2018), comedia de personajes al estilo de Woody Allen, que reflexiona sobre la crisis de la mediana edad de su dúo protagonista, un escritor y un editor, en un mundo también en crisis, el de la publicación, tan marcado por la revolución digital. Qué mejor oportunidad para repasar, a través de una selección de películas del realizador francés, las claves de su filmografía, caracterizada por un eclecticismo que puede hacernos olvidar una serie de constantes temáticas y visuales que desde SundanceTV queremos señalaros.

Finales de agosto, principios de septiembre (1998)

Desde su bello título, la película ya evidencia el tono melancólico que la impregna, al simbolizar el tránsito de un estado de adultez inconsciente a enfrentarse de forma realmente madura con las grandes cuestiones de vida: el amor, la vejez, la soledad, el éxito y la pérdida. Filme coral en torno a un grupo de amigos que se ve sacudido por la enfermedad terminal de uno ellos, Adrien (François Cluzet), trata una de las temáticas clave del realizador galo: su postura existencialista ante la muerte.

Demonolover (2002)

Guardando puntos de contacto con Videodrome (1983) David Cronenberg, este filme se articula sobre una trama de espionaje industrial –ubicada en el mundo del hentai–, a través de la cual el director francés construye un retrato del mundo contemporáneo, marcado por Internet y su escaparate global y caótico de imágenes, que ha llevado a la alienación, a la falibilidad de lo aparencial y a la insensibilidad. Premio de la Crítica en el Festival de Sitges, la obra es emblema de otra de las constantes de Assayas: la disolución entre las fronteras de lo real y lo irreal.

Carlos (2010)

Aunque se trata de una miniserie centrada en la figura del terrorista Ilich Ramírez, más conocido como “Carlos El Chacal”, contó también con una distribución de metraje acortado para posibilitar su estreno en cines. Lejos de los biopics al uso, el autor parisino emplea al personaje de Carlos para hacer una vibrante recreación de una época, cuyo análisis político y social funciona como momento germinal del presente y evidencia otro de los rasgos de estilo de su máximo responsable: la fundación del discurso, no en la realidad, sino en su mitología.

Viaje a Sils Maria (2014)

Bebiendo de Bergman, Mankiewicz y Cassavetes, la historia se centra en tres mujeres: la estrella veterana, Maria (Juliette Binoche); su asistente y mano derecha, Valentine (Kristen Stewart), y la joven actriz Jo-Ann (Chloë Grace Moretz). Al haberse prestado la primera a hacer un remake de la cinta que la lanzó a la fama, pero esta vez encarnando el papel de la mujer madura a la que de joven dio réplica, el filme es una reflexión de otro de los temas recurrentes de Assayas: la del enfrentamiento intergeneracional.

Personal Shopper (2016)

Premiada a la Mejor Dirección en el Festival de Cannes, estamos ante una mezcla de crítica social y drama sobrenatural, al narrar el periplo de Maureen (Kristen Stewart), personal shopper de una odiosa top-model que, además, es médium y vive obsesionada con poder contactar al fantasma de su fallecido hermano gemelo. Hipnótica e inquietante, a la vez clásica y ultramoderna, es emblema del gusto del autor por los relatos ambiguos y la mezcla genérica. Si os interesa saber más sobre Assayas, no dejéis de visitar el artículo del compañero Ignacio Navarro Mejía en EAM Cinema.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: 5 películas que no puedes perderte de directores afroamericanos

Posts Más Recientes