Curiosidades sobre Susan Sarandon por su aniversario

El 4 de octubre cumple años una de las grandes actrices contemporáneas y de las pocas que han logrado trabajar de forma asidua en una industria tan machista como la de Hollywood, donde las mujeres de edades superiores a los 40 desparecen de escena o son recluidas a papeles secundarios sin relieve alguno. Desde SundanceTV nos parece de recibo rendirle un homenaje con una serie de curiosidades sobre su carrera y su vida personal.

La importancia de llamarse Sarandon

“Sarandon” es el apellido de casada de la actriz, cuyo nombre de nacimiento es Susan Tomalin. Conoció a su marido, Chris Sarandon, durante sus estudios de arte dramático en la Universidad Católica de América. Aunque su matrimonio terminaría en divorcio, la actriz nunca se cambió el apellido ni ha vuelto a casarse. Chris Sarandon también fue el vehículo para obtener su primer papel en el cine; y es que, cuando lo acompañó para un casting de la película Joe (1970), Chris no logró el rol, pero Susan obtuvo un papel.

Primeros pasos en el cine

El primer éxito de público le vino con su papel en The Rocky Horror Picture Show (1975), aunque no sería hasta Atlantic City (1980) de Louis Malle cuando la cinefilia internacional se fijaría en ella y recibiría una nominación a Mejor Actriz Secundaria en los Oscars. Tras ello, siguió cimentando su prestigio como intérprete, aunque en películas de baja incidencia en taquilla –como la cinta de culto El ansia (1983) de Tony Scott–, hasta que le llegó la notoriedad con Las brujas de Eastwick (1987).

Louis Malle, David Bowie, Franco Amurri y Tim Robbins

Persona poco dada al famoseo hollywoodiense, tras divorciarse mantuvo una serie de relaciones sentimentales breves, entre ellas con el veterano realizador Louis Malle, con David Bowie y con el director italiano Franco Amurri, padre de su primogénita. Pero conocer al también actor y director Tim Robbins cambiaría la vida de ambos, ya que mantendrían una relación a lo largo de 21 años y tendrían dos hijos.

También televisión

Al principio de su carrera alternó el cine con la televisión, donde apareció en la telenovela Search for Tomorrow (1951-1986) y en la más ambiciosa A World Apart (1970-1971). No es de extrañar que en un episodio de Friends, Sarandon interpretara a una gran actriz recluida en un culebrón. En los últimos años ha vuelto al ámbito de la TV, aunque en producciones de calidad como Bernard and Doris (2006) o Feud (2017).

Extremadamente profesional

Su capacidad de implicarse activamente en los roles que interpreta, y su inclinación por variar y asumir riesgos actorales, la han hecho famosa por seguir actuando a pesar de estar indispuesta o sufrir un accidente; de ahí, por ejemplo, que no la detuviera ni la neumonía que contrajo durante el rodaje The Rocky Horror Picture Show ni la rotura de pie en la serie Feud.

Icono feminista

Por los papeles que suele encarnar, y por su personalidad combativa y franca, Sarandon se ha convertido en un icono feminista. Su personaje en Los búfalos de Durham (1988), donde dos hombres se disputaban su amor, estuvieron a punto de no dárselo por “ser demasiado mayor” (tenía 42 años). En cualquier caso, Ridley Scott acabaría de perfilar su imagen de mujer independiente y rebelde al ofrecerle el coprotagonismo de Thelma & Louise (1991), que le valdría otra nominación a los Oscars, esta vez a Mejor Actriz.

Una mujer de fuertes principios

A Sarandon también se la conoce por su activismo social y político. Ya en el instituto, fue arrestada varias veces por protestar contra la Guerra de Vietnam. Educada como católica, una fe de la que nunca ha renegado (aunque es muy crítica con las religiones institucionalizadas), es embajadora por la ONU y UNICEF, forma parte de diversas ONG y suele participar en protestas activamente, además de dar su apoyo público a movimientos como “Occupy Wall Street”.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes