El misterio en el cine: sus grandes películas

Acotar este subgénero y sus ramificaciones es una tarea casi imposible, como sucede con otras variantes del thriller. Desde los comienzos del cine, su presencia y éxito han sido una constante por su capacidad de conectar con el público. Solo hay que echar un vistazo a su hito más reciente: Puñales por la espalda, la última película de Rian Johnson, un whodunit de manual que se inspira, entre otros muchos, en la obra de Agatha Christie, la protagonista del mes en SundanceTV gracias al estreno en el canal de Eran diez.

Dicho esto, la contemporaneidad ha tratado con cierto desdén el género, salvo algunas excepciones. No deja de ser un tipo de ficción que ha encontrado su hueco, mal que nos pese, en las cintas que dominan la sobremesa española; aquellas con títulos reciclados que cumplen su cometido: entretener al espectador partiendo de los cimientos clásicos de las cintas de misterio e intriga. Pero, como decíamos, el misterio, más allá de la prosa de Christie, ha aportado grandes joyas al séptimo arte. A continuación, listamos una selección de títulos maravillosos que exigen casi una revisión anual.

M, el vampiro de Dusseldorf (1931)

Clásico entre los clásicos de Fritz Lang. Magistral puesta en escena para esta cinta en la que se cuenta cómo la policía y la prensa van detrás de un serial killer, con niños como víctimas, en la ciudad alemana del título. Un filme de corte expresionista cuya atmósfera nos atrapa y traslada a un averno terrenal en el que se eleva un majestuoso Peter Lorre. La dirección de fotografía de Fritz Arno Wagner va más allá de lo pictórico, donde las sombras cobran vida y engullen una puesta en escena modélica.

Retorno al pasado (1947)

Desde un aparente envoltorio de serie B, el cineasta francés Jacques Tourneur aportó al género de misterio numerosas muescas que lograron el beneplácito del público y, tiempo después, con la ayuda de los miembros de la Nouvelle vague, el prestigio que se le negó en su presente. Este filme protagonizado por Robert Mitchum, Jane Greer y Kirk Douglas es, quizá, su gran obra. Retorno al pasado narra cómo un hombre aparentemente modesto, a punto de casarse con la mujer que ama, recibirá una visita inesperada de alguien que le devolverá a una realidad que se hallaba oculta. Una masterpiece con unas interpretaciones sensacionales.

La ventana indiscreta (1954)

Y qué decir de una de las obras icónicas de Alfred Hitchcock, el director, sin ningún lugar a dudas, más importante para el subgénero en la historia del cine. En este filme protagonizado por James Stewart y una soberbia Grace Kelly hace un genial uso de los espacios y las perspectivas para extraer una historia de misterio encuadrada en la más simples de las cotidianidades. En cualquier caso, adentrarse en la filmografía del cineasta de Leytonstone es encontrar todas las joyas de la temática. Un placer del que es imposible separarse.

El nombre de la rosa (1986)

Si la atmósfera es fundamental en una película de misterio, la adaptación de la novela de Umberto Eco a cargo de Jean-Jacques Annaud, pudiera ser el paradigma en cuanto a hipnosis visual-contextual se refiere. Una obra que nos traslada a una abadía benedictina en el norte de Italia del siglo XIV. Allí, entre la mugre y la oscuridad del medievo, se están produciendo una serie de muertes que intentará esclarecer Fray Guillermo de Baskerville –un sensacional Sean Connery—, acompañado por su novicio Adso de Melk. Misterio, medievo y un libro maldito, sin duda una de las cumbres del género.

Shutter Island (2010)

Rompemos aún más la barrera cronológica y añadimos un título contemporáneo, que fue denostado por la crítica erróneamente, como el tiempo ha demostrado. Este magnífico filme dirigido por Martin Scorsese contiene un diseño de producción sensacional para contarnos este relato que navega entre la cordura y la locura y que nos llevará a un lúgubre lugar donde habitan todas las respuestas. Una vez más junto a Scorsese, se posiciona un Leonardo DiCaprio increíble, que mereció todas las nominaciones posibles –algo que, por otra parte, solo fue parte de nuestra imaginación cinéfila.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: El mejor cine iberoaméricano los sábados de octubre en SundanceTV

Posts Más Recientes