Filmografía selecta de Hong Sang-soo a través de 5 de sus filmes

El 30 de agosto llega a nuestras salas la última película del prolífico y siempre interesante Hong Sang-soo, El hotel a orillas del río (2018). En SundanceTV nos parece una ocasión perfecta para hacer una pequeña retrospectiva de uno de los realizadores surcoreanos más interesantes de nuestros días, a menudo comparado con Éric Rohmer y Woody Allen por sus temas y el acento psicologista de sus tramas, si bien es cierto que Hong cuenta con un estilo desaliñado, cercano a la filmación casera en su alternancia del plano fijo y el zoom, que dota a sus obras de un hiperrealismo muy personal.

Un cuento de cine (2005)

Sexto filme de su autor, ya contiene algunas de las constantes de su filmografía, como la importancia argumental del séptimo arte o el amor y la atracción como fuerzas motoras de casi todos nuestros actos. Película dentro de una película, articulada mediante un juego de espejos a tres bandas, no solo equipara cine y realidad, sino que reflexiona, con su habitual humor irónico, sobre una sociedad decadente que hace aflorar el lado más egoísta y patético de los seres humanos.

Like You Know It All (2009)

Cinta que se mofa de la intelectualidad coreana en general, y de la asociada al mundo del cine en particular, alternando lo satírico, lo tierno y lo crítico. La historia gira en torno a su impresentable protagonista, Koo Gyung-nam (Tae-woo Kim), un director que es invitado a un festival como jurado, pero que se queda durmiendo en su habitación en vez de ver las películas, y que sólo se une a los demás miembros cuando quedan para emborracharse. De hecho, todos los implicados en el festival hacen tal gala de falta de seriedad que llegarán hasta el extremo de cometer actos delictivos.

The Day He Arrives (2011)

Filmada en blanco y negro, algo que no suele ser habitual en su carrera, de nuevo tiene como protagonista a un director de cine, Sungjoon (Joon-Sang Yoo), que trabaja en una universidad de provincias y que viaja a Seúl en busca de un colega. La película se centra en sus peripecias a lo largo de los tres días que está en la capital, durante los cuales se encontrará con admiradores, amigos, aspirantes a estrellas, antiguos amores y tal vez futuros. La cómica cotidianeidad de dichos encuentros se tiñe de melancolía mediante la nieve, la lluvia, el frío y la vida nocturna que el uso del blanco y negro resalta.

En otro país (2012)

La primea película en la que Hong introduce un elemento “ajeno” a su microcosmos habitual –en este caso, la turista francesa interpretada por Isabelle Huppert–, se trata de tres historias breves, centradas todas en el personaje de Anne, que muta de carácter y de suerte según el relato que se nos esté narrando. El filme, por tanto, tiene una estructura repetitiva, vinculada a una visión de la existencia como eterna repetición y eterno cambio, de ahí que, bajo su aparente ligereza y su amable comicidad, atesore una reflexión sobre el sentido de la vida.

Ahora sí, antes no (2015)

Una de las películas más sutiles, hermosas y logradas de su autor, aparentemente se limita a contar una misma historia dos veces: el enamoramiento que un director de cine casado siente al conocer a una joven pintora. Sin embargo, y pese a sus similitudes, las diferencias entre ambos segmentos del filme son enormes, con lo que Hong no solamente reflexiona sobre el azar, la falsedad de las apariencias o los beneficios de la honestidad, sino también sobre la esencia misma del arte de filmar.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Celebramos el cumpleaños de David Fincher

Posts Más Recientes