Grandes modistos representados en el cine y la televisión

Siempre tangentes, el siglo XXI ha estrechado más si cabe la unión entre el cine y la alta costura, una relación cimentada en el Hollywood dorado y que, ahora, en pleno pico del mercantilismo más exacerbado ha alcanzado su cénit. Es cada vez más habitual que diseños de grandes modistos/as formen parte del atrezo de una producción cinematográfica. También es parte fundamental de la estructura publicitaria situada alrededor de lo fílmico. Solo hay que presenciar las alfombras rojas de los principales festivales y entregas de premios del mundo. Los vestidos en cuestión fagocitan por minutos al metraje.

La ficción no ha sido ajena a ese vínculo. El mundo de la moda, el retrato de su contexto, pero también de sus tópicos y peligros –con numerosas equivalencias con otras artes—, siempre han sido objetos de estudio de grandes cineastas. Echando la vista atrás, no existe película como Falbalas (1945), de Jacques Becker, que mejor defina este universo. Junto a El hilo invisible y The neon demon, los mejores dibujos sobre el mundo de los patrones y sus ambiciones. A continuación, y mientras nos acercamos al estreno de Made in Italy en Sundance TV en junio, les presentamos a grandes maestros de la alta costura cuya vida se trasladó a las salas.

Yves Saint Laurent

Ya existían trabajos previos en clave documental pero fue en 2014 cuando arribaron a la cartelera dos filmes: Saint Laurent, de Bertrand Bonello, e Yves Saint-Laurent, de Jalil Lespert. El primero es un biopic visualmente sensacional, que ahonda en la oscuridad del diseñador de orígenes argelinos. El segundo es un drama más cómodo y de patrones más abiertos que hace un recorrido desde sus inicios hasta su decadencia, pasando, por supuesto, por la cúspide. Gaspard Ulliel y Pierre Niney lo caracterizan de forma brillante, respectivamente.

Coco Chanel

Cuatro películas han retratado a la modista nacida en Saumur, Francia. Siendo Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel (2009), de Anne Fontaine, la cinta más cercana y sincera. Gracias, en gran medida, a su protagonista, Audrey Tautou, impecable en su papel de joven humilde que llegó al estrellato gracias al esfuerzo y a cierta dosis de fortuna. Este filme que cuenta con la música de Alexandre Desplat, es la adaptación del libro de Edmonde Charles-Roux.

Cristóbal Balenciaga

En ningún momento se nombra al diseñador guipuzcoano, pero cierto es que la mentada El hilo invisible (2018), una de las grandes películas del siglo XXI, se basa en su personalidad y ademanes para componer el personaje principal protagonizado por un excelso Daniel Day-Lewis. El filme de Paul Thomas Anderson, todo un prodigio visual, traslada la tortuosa relación entre un autor y su musa, en uno de los alegatos feministas más poderosos de la última década.

 

Alexander McQueen

El estupendo largo dirigido por Ian Bonhôte y Peter Ettedgui McQueen (2018), nominado al BAFTA a mejor filme británico y a mejor documental, se adentra en la vida de éxito y sufrimiento del famoso diseñador británico, una de las grandes aristas de la alta oscura de este siglo que falleció en 2010 a la edad de 41 años. Un dibujo poliédrico de un hombre de enorme talento pero devorado por las inseguridades.

Gianni Versace

Un gran Édgar Ramírez da vida a uno de los modistos-estrella italianos en la miniserie ubicada dentro de la franquicia American Crime Story: y subtitulada El asesinato de Gianni Versace. Una producción abordada desde dos perspectivas: el propio Versace y todo su entorno y su asesino, Andrew Cunanan, devenido serial-killer para la opinión pública. Un trabajo con el sello de Ryan Murphy –con los correspondientes excesos.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Vuelven los 70 con el estreno de Made in Italy en SundanceTV

Posts Más Recientes

Balzac en el cine

Recuerdan al joven Antoine Doinel, protagonista de la opera prima de François Truffaut Los 400 golpes (1959), fumando semiacostado mientrasLeer más