Grandes musicales de la historia del cine

Basta con un par de rostros carismáticos enclavados en una contemporaneidad concreta y la adaptación de unos códigos clásicos a dicha temporalidad para que se obre el milagro: el resurgir del musical, uno de los géneros estrella del Hollywood dorado que cada cierto tiempo aparece para conquistar a nuevas generaciones de cinéfilos.

Sucedió con Moulin Rouge (2001), sucedió con Chicago (2002), sucedió con Los miserables (2012) y, sobre todo, sucedió con La La Land: La ciudad de las estrellas (2016). Filmes algunos más ambiciosos, otros más convencionales u otros simples sombras de un pasado mejor. En cualquier caso, el musical sigue más vivo que nunca, manteniendo su magnetismo intacto.

Aprovechando la celebración el 21 de junio del Día de la Música, elegimos nuestros cinco musicales de cabecera.

Un americano en París (1951)

Gene Kelly y Leslie Caron protagonizan este filme de Vincente Minnelli, una de esas joyas que permanecen en nuestra memoria para siempre. Es la historia de un triángulo amoroso conformado por un pintor en bancarrota que exhibe sus cuadros sin demasiada suerte en Montparnasse, una multimillonaria que decide promocionarle y la dependienta de una tienda parisina de la que se enamora el primero. Obtuvo seis premios Oscar, entre ellos los concernientes a mejor película, mejor guion y, por supuesto, mejor música.

Cantando bajo la lluvia (1952)

De nuevo con Gene Kelly, uno de los iconos, si no el Icono, del género. Él protagoniza esta comedia romántica junto a unos excelentes Donald O´Connor y Debbie Reynolds considerada como el musical perfecto. Y si no es así se le acerca mucho. Obra cumbre de Stanley Donen que nos brinda una serie de imágenes que son historia viva del séptimo arte. Sus dos solitarias nominaciones al Oscar no hacen justicia a un largometraje que ha ido ganando adeptos década tras década.

Los paraguas de Cherburgo (1964)

Es el trabajo más autoral de los presentes en esta relación y, por ello, el más exigente con el espectador. Obra maestra de Jacques Demy, el cual se vale del carisma de Catherine Deneuve y una puesta en escena primorosa para dejarnos el mejor musical de la historia en el cine europeo. Una vez más, un relato de amor impulsa esta cinta capaz de emocionar desde diferentes perspectivas. Fue candidata a cuatro Oscar.

Cabaret (1972)

Un musical ambientado en el Berlín de los años 30, en pleno auge del nazismo, no parece la mejor de las ideas. Sin embargo, Bob Fosse, otro de los directores míticos de la temática, lo logra a base de talento y a la sensacional interpretación de Liza Minnelli. Ella de cuerpo a Sally Bowles, una bailarina con la que se evaden numerosos jóvenes de la capital alemana. Ganadora de ocho premios Oscar, incluido el de mejor película.

All that Jazz (1979)

Dirigido también por Bob Fosse, es quizá el musical menos conocido pero también el más sugerente. Nuestro querido Roy Scheider encarna a Joe Gideon, un duro coreógrafo que intenta mantener la brillantez sobre el proscenio desde la oscuridad del backstage. La otra cara del espectáculo en uno de los filmes más memorables de su autor. A propósito de Fosse, recomendamos el serial Fosse/Verdon, protagonizado por Sam Rockwell y Michelle Williams, una mirada muy acertada a la decadencia del género a finales de los 70.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: La aclamada serie danesa The New Nurses llega a SundanceTV el 30 de julio

Posts Más Recientes