Grandes thrillers franceses del siglo XXI

La comedia es el género por antonomasia si hablamos del cine francés contemporáneo exportado; responde en taquilla y goza de un gran número de fieles. Sin embargo, otras temáticas han sido recibidas con bastante aceptación en las dos últimas décadas. Es el caso del thriller, que, en su hibridación con las tendencias provenientes de Estados Unidos, ha logrado hitos a diferentes niveles y que, además, ha conseguido ser rentable económicamente. Si echamos un vistazo a la producción de los últimos años, lógicamente, en este género nos surge el Autor: Jacques Audiard, junto a Michael Mann, reformulador del thriller en los 90. Junto a él, han surgido otras voces interesantes como Pierre Morel, Gaspar Noé, Mathieu Kassovitz o Jean-François Richet, que han ofrecido nuevos escenarios y perspectivas inéditas que dan lustre al género en el viejo continente, siempre anclado en el drama social. A continuación, y siguiendo nuestro camino por «Panorama Francia», elegimos los cinco thrillers franceses más importantes del siglo XXI.

Venganza, de Pierre Morel (2008)

Imaginamos de antemano que la presencia de este filme descolocará a más de un lector. Pero, sí, Venganza Taken para la mayoría—, trabajo de acción coreográfica protagonizada por un Liam Neeson imperial, es una producción francesa que cuenta con un director galo y con un escenario en la nación europea, concretamente en la capital, París. Morel conduce esta típica historia de afrentas por saldar que se han convertido primero en franquicia y segundo en clásico. El libreto de la primera entrega está firmado por Luc Besson.

Un profeta, de Jacques Audiard (2009)

Es el mejor de esta tanda, sin lugar a dudas. Un filme que mereció el Oscar a mejor película de no habla inglesa pero que tuvo la mala fortuna de competir con La cinta blanca (Michael Haneke) y El secreto de sus ojos (Juan José Campanella), esta última, a la postre, vencedora. Más allá de galardones, si aprecian cómo les ha tratado el tiempo a las tres, les aseguramos quién es la triunfadora. Audiard factura una obra maestra, un drama carcelario con olor a noir clásico, del que es difícil olvidarse. También cuesta entender que el director parisino consiguiera la Palma de Oro con su peor obra, Dheepan (2017) y no con esta.

El escritor, de Roman Polanski (2010)

No hay que olvidar al cineasta maldito, Roman Polanski, capaz de moverse entre géneros con una soltura envidiable. Una de sus últimas mejores películas es esta El escritor –preferimos su título original: The Ghost Writer—, un ejercicio metaliterario lleno de subterfugios narrativos, siguiendo la mejor línea creativa de su autor. Ewan McGregor, Pierce Brosnan y Olivia Williams son los actores protagonistas de esta traslación de la novela homónima de Robert Harris que consiguió el Oso de Plata de la Berlinale.

Elle, de Paul Verhoeven (2016)

Y más polemistas a tiempo total: Paul Verhoeven. El cineasta neerlandés es uno de los grandes del cine europeo a los que el tiempo, además, le está concediendo algo de justicia. Su paso por el cine estadounidense se saldó con numerosos varapalos en su momento; empero el calendario está siendo mucho más generoso, otorgándole el espacio que merece un autor cuya obra cuesta ver en pantalla con asiduidad –tiene pendiente Benedetta, que parece que se estrenará, por fin, en Cannes 2021. Su último filme es este thriller que mezcla comedia, erotismo y suspense encabezado por la siempre solvente Isabelle Huppert. Un trabajo poderoso que juega con el espectador hasta límites insospechados.

Los miserables, de Ladj Ly (2019)

Finalizamos con una de las cintas más destacadas del pasado año, nominada al Oscar foráneo. El debut de Ladj Ly puede no impresionar desde sus formas pero sí desde su narrativa: la cotidianeidad de un trío de policías que se verán involucrados en una reyerta cuyas consecuencias les hará moverse erráticamente por el ensanche capitalino en lo que lo será una huida hacia la nada. Una película que retrata a la Nueva Francia, esa nacida del mestizaje y también de la desidia institucional-social. Un largometraje que hay que ver para ser conscientes de que Europa ya es otra.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: La aclamada serie danesa The New Nurses llega a SundanceTV el 30 de julio

Posts Más Recientes