Guía para Sundance 2019 (II)

En el segundo episodio de nuestro repaso a las secciones más interesantes de la próxima edición del Festival de Sundance –del 24 de enero al 3 de febrero— nos centramos en la World Cinema Dramatic Competition, traduciendo, en la sección competitiva internacional del certamen, donde se reúnen las obras de ficción de diferentes lenguas y nacionalidades. Un apartado muy atractivo que, a lo largo de su historia, nos ha dejado joyas –vencedoras— como Slow West, The Nile Hilton Incident, Matar a un hombre, Animal Kingdom o La nana. A continuación, seleccionamos los títulos que más llaman nuestra atención de antemano.

Koko-di Koko-da, de Johannes Nyholm, Suecia

Pese a ser un desconocido para el gran público, los pasos dados en su aún exigua filmografía son de gigante. Uno de sus primeros cortos, titulado Las Palmas (2011), es una de las piezas con más premios del formato de la última década. Su primer largo, The Giant, compitió por la Concha de Oro en la sección oficial del Festival de San Sebastián. Su segundo trabajo significará su debut en Park City. Una semana después marchará a Gotemburgo y Róterdam en busca del Dragon Award y el Tiger Award, respectivamente. Un comienzo de año fulgurante para este drama sobre el duelo y la violencia ubicado en un camping y sufrido por una familia que rinde tributo a su hija fallecida.

The Souvenir, Joanna Hogg, Reino Unido

Lo mismo ocurre con la británica Joanna Hogg, baluarte del underground que nos descubrió a Tom Hiddleston en Unrelated (2007) y Archipelago (2010). Su nuevo film está protagonizado por Tilda Swinton, Tom Burke, Richard Ayoade y Ariane Labed –protagonista de otro de los artículos de esta semana— y narra una relación de obsesión entre un estudiante de cine y un misterioso hombre al que el primero conoció en una fiesta. Está producida por la BBC y, ojo, Martin Scorsese.

Judy & Punch, Mirrah Foulkes, Australia

No podía faltar el empoderamiento femenino en la sección con este western protagonizado por Mia Wasikowska que nos sitúa en la estancia en un pueblo de una pareja de titiriteros cuyo integrante masculino se transforma con el alcohol en su sangre. Una combinación letal que provocará un carrusel vengativo. De nuevo, la camaleónica Wasikowska, como hiciera en la estupenda Damsel, rompiéndose el corsé y, de paso, el falso romanticismo diseñado justamente en el siglo XIX.

Divino amor, Gabriel Mascaro, Brasil

El anterior trabajo de este joven cineasta brasileño, Boi Neon (2015), es uno de los mejores largometrajes de su año. Ojalá Divino amor, drama existencial-religioso contextualizado en 2027, mantenga una línea similar. Estamos ante uno de los grandes realizadores del nuevo cine sudamericano. Este filme protagonizado por Dira Paes, Júlio Machado y Emílio de Melo debe ser su consolidación en el circuito. Lo hará saliendo de Locarno, de su zona de confort, como los grandes.

 

El antepenúltimo mohicano | Revista de cine independiente.

Park City, Utah.

Más en el blog: Guía para Sundance 2019 (I)

Posts Más Recientes