Las 5 películas favoritas de Alec Baldwin

A muchos les sonará Alec Baldwin por sus hilarantes imitaciones de Donald Trump en Saturday Night Life que han causado más de un airado tuit a los que nos tiene acostumbrados el presidente de los Estados Unidos. Pero lo cierto es que es sin duda uno de los secundarios de lujo del cine norteamericano: Y entonces llegó ella, The cooler, Elisabethtown, No es tan fácil… Una filmografía donde abundan las comedias y que siempre ha compaginado con su trabajo en televisión, donde su papel de Jack Donaghy en 30 rock le encumbró a lo más alto ganando varios Globos de Oro y Emmys. ¿Lo próximo? Acaba de terminar de rodar junto a Antonio Banderas un biopic sobre Lamborghini en el que interpreta a Enzo Ferrari. Mientras esperamos su estreno, repasamos sus 5 películas favoritas de Criterion.

Z, de Costa Gavras (1969)

Es uno de los thrillers políticos más importantes de la historia del cine. Esta historia sobre el asesinato de un diputado opositor en una democracia corrupta conquistó a Baldwin desde bien jovencito. “Fui a verla con tan solo 11 años cuando la estrenaron. (Lo sé: es raro). La fotografía de Raul Cotard, el montaje ganador del Oscar de Françoise Bonnot, la música de Mikis Theodorakis y las interpretaciones de Yves Montand, Irene Papas y Jean-Luis Trintignant crearon una sensación general tan intensa que me superó”.

Chantaje en Broadway, de Alexander Mackendrick (1957)

Uno de los filmes capitales del cine negro que muchos pasan por alto. Una película única que retrata la noche de Manhattan a través de un implacable periodista que mueve sus hilos de poder y que tiene a dos grandes intérpretes como cabeza de cartel: Burt Lancaster y Tony Curtis. “Burt Lancaster hizo muchas películas maravillosas, pero en esta parece que a veces esté mordiendo la cámara con su vigorosa fortaleza, se apoya en su patentada intensidad y nos regala una interpretación extraordinaria: este es quizás su mejor papel. El estilo noir de los 50 en su máximo esplendor.”

Sid y Nancy, de Alex Cox (1986)

“Cualquier película que ayudase a lanzar a la fama a Gary Oldman es una película importante, ya que creo que Oldman es el mejor actor de su generación.” La devoción de Baldwin por Oldman es bien conocida, pero este biopic sobre la trágica relación entre Nancy Spungeon y Sid Vicious, líder de los Sex Pistols, como él mismo reconoce, es mucho más que eso: “Hay que sumarle a Alex Cox en su momento álgido como director, la fotografía del gran Roger Deakins y la maravillosa y perturbadora excentricidad de Chloe Webb.”

Los Tenenbaums. Una familia de genios, de Wes Anderson (2001)

Es curioso que incluya en su lista a una película en la que participó, aunque solo fuera para darle voz a la historia. Él mismo admitió que cuando recibió el guion de lo que tenía que leer no logró entender de qué trataba Los Tenenbaums. Una familia de genios. Pero el resultado no le defraudó: “En el momento de su estreno, se podría decir que era una de las películas más originales en tono y estilo desde M*A*S*H de Robert Altman.”

Senderos de gloria, de Stanley Kubrick (1957)

Clásico entre los clásicos. La película antibelicista por antonomasia no podía faltar en la lista de Baldwin. Como remarca el actor, la película es puro cine “a todos los niveles: interpretación, dirección, guion y técnica.” Pero Baldwin destaca, como no podría ser de otro modo, al conjunto actoral: “un Kirk Douglas penetrante muestra esa inconfundible mezcla entre machismo y culpa. Los veteranos Adolphe Menjou y Geroge Macready están fabulosos. Pero son Wayne Morris, Timothy Carey y Joseph Turkel los que aportan el coraje y sufrimiento necesario para compensar el aspecto impecable de los libertinos comandantes franceses.”

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

MÁS EN EL BLOG: Las 5 películas favoritas de Wes Anderson

Posts Más Recientes