Las mejores interpretaciones de Helen Hunt

La década que comprendió entre 1995 y 2005 la elevó a la categoría de «novia de América». Todo el mundo quería trabajar con Helen Hunt, una actriz versátil, con talento, presencia y una vis cómica que rompía con el molde habitual. Su participación en un hit como Twister (1996) la colocó en las primeras líneas de las agendas de los productores del momento. Hunt aprovechó la oportunidad y fue más allá de la cuota en filmes de grandes estudios; se erigió como uno de los rostros habituales dentro de la carrera de premios, creando una filmografía sólida llena de claros. Tras su cénit, ha ido aportando interesantes trabajos a su currículum, dejándose caer, primero, a la producción independiente, para después probar en el campo televisivo. Sea cual sea el personaje, sabemos que Hunt siempre estará a la altura. A continuación, y aprovechando que hoy es su cumpleaños, elegimos sus cinco mejores interpretaciones.

Twister (1996)

Hunt hace pareja con el malogrado Bill Paxton –cómo le echamos de menos— como integrantes de un matrimonio de científicos al borde del divorcio que persigue tornados de alta categoría. Jan de Bont es el director de uno de los clásicos del entretenimiento de los 90 que aupó las carreras de sus dos protagonistas. Una obra tan impersonal como entrañable, paradigma de un cine ya extinto.

Mejor… imposible (1997)

Dos veces ha sido nominada al Oscar Helen Hunt. Con su primera candidatura, por el rol de Carol Connelly, una camarera que alegrará la existencia al cascarrabias Melvin Udall, protagonizado por un también inmenso Jack Nicholson, logró el Oscar. Sin lugar a dudas, Mejor… imposible, es la gran película de su filmografía. Su labor es toda una delicia, llena de humanidad y carisma.

¿En qué piensan las mujeres? (2000)

Otro éxito de principios de siglo que anticipaba un movimiento que se expandió sin límites, por fortuna, diez años después. Nancy Meyers, una de las cineastas que han dado lustre a la comedia romántica estadounidense en las tres últimas décadas, dirige este filme con moralina y colleja al patriarcado que une a Mel Gibson (Nick Marshall), un ejecutivo agresivo que, por casualidad, obtiene el don de saber qué piensan las mujeres, y Helen Hunt (Darcy Maguire), la horma de su zapato devenida interés romántico. Una cinta con sus taras y también con sus hallazgos en la que la química entre ambos resulta fundamental.

Cadena de favores (2000)

Otra artesana de buen nivel y poca prensa es Mimi Leder. Ella dirige este producto pensado para la Oscar Race que no superó el inesperado batacazo crítico. Hunt encarna a Arlene McKinney, la madre de Trevor (Haley Joel Osment), un niño que inicia una serie de hechos que buscarán mejorar su mundo. Un filme desigual pero entrañable, que contaba con un excelente elenco –Kevin Spacey, Jay Mohr, Jim Caviezel, Jon Bon Jovi y Angie Dickinson— y cuyas buenas intenciones lo transformaron en un clásico de sobremesa del primer lustro del siglo XXI.

Las sesiones (2012)

Finalizamos la selección con la mejor interpretación de la carrera de Hunt, que le valió una segunda candidatura al Oscar. Ella da vida a Cheryl, una terapeuta sexual que tutoriza a Mark (John Hawkes), un excelente periodista y poeta víctima de la polio, que busca resucitar su vida sexual en sus últimos años de vida ya impedido físicamente. Bastan las miradas de Cheryl a su paciente para que asistamos al enorme potencial de la actriz de Culver City. Las sesiones, presentada en Sundance, fue una de las grandes sorpresas de su año. Les invitamos a verla. No puede haber plan mejor para el próximo fin de semana.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

 

Más en el blog: La aclamada serie danesa The New Nurses llega a SundanceTV el 30 de julio

Posts Más Recientes