Las mejores películas de Gianfranco Rosi

«Otro mundo es posible», reza el nuevo ciclo de Sundance Televisión España. Y el cine así lo cree, gracias a su capacidad transformadora. Es cierto que la combatividad, la militancia o la exposición política son conceptos que pocas veces vemos dentro de la pantalla con la suficiente fuerza. Vivimos sobre el terreno de lo políticamente correcto y los discursos extrafílmicos acaban engullendo a todo lo que rodea dentro del cuadro. Es por ello que se agradecen a cineastas que se posicionen a favor de los más débiles, como sucede con Ken Loach o Alice Rohrwacher. Autores auténticos que le dan más importancia a los personajes que al estilo visual; desnudándolos, cuidándolos, creyendo en ellos.

A este mismo grupo podemos añadir a Gianfranco Rosi, uno de los grandes cineastas italiano contemporáneos. Lo es pese a una filmografía escueta, que cuenta con cinco títulos estrenados y un sexto que verá la luz este otoño. Con tan escaso bagaje, Rosi ha ganado un León de Oro de la Mostra de Venecia –por Sacro Gra— y un Oso de Oro de la Berlinale –por Fuego en el mar. Precisamente, en el certamen teutón escuchó algunas críticas sobre su visión descarnada, ofreciendo una realidad rotunda, sin asideros ni esperanza. «¡Pornografía!», gritó un periodista español tras su primer pase oficial en el Palast. Lo cierto es que vivimos en una sociedad en la que nadie quiere ver y por ello los responsables de ofrecernos la verdad solo muestran una parte de esta –han tenido una pandemia para comprobarlo de primera mano. Vivan los cineastas como Rosi, que descubren y denuncian un mundo que nos desagrada pero que, desgraciadamente, está ahí, gracias a la inacción.

A continuación, celebrando el ciclo «Un mundo mejor es posible», les presentamos las obras clave de la filmografía del cineasta oriundo de Asmara, Eritrea.

El sicario: Room 164 (2010)

El universo del narcotráfico es uno de los backgrounds temáticos más poderosos de la última década fílmica. A través de filmes como Sicario, el serial Narcos o documentales como Carteland, hemos descubierto los entresijos de un ecosistema donde la vida no vale nada. Rosi, con su habitual pulso, nos acerca los testimonios de un antiguo comandante de la policía de Chihuahua que se convirtió en un asesino a sueldo que más tarde tuvo que huir de sus jefes. Desde un paradero desconocido y con el rostro tapado confiesa al realizador italiano los procedimientos habituales del cartel en México. Un trabajo, el tercero que firmaba Rosi, que pasó desapercibido pero merece la pena rescatar. No volverán a ver ese mundo con el carisma que la ficción le ha otorgado.

Sacro Gra (2013)

Una vez más, lejos de cualquier atisbo de glamur. Rosi se aleja del centro de una Roma cuyas calles rebosan historia y belleza para ubicarnos en la periferia, en una circunvalación de 70 kilómetros que rodea a la capital italiana. A través de siete personajes conoceremos el otro lado de la vivencia romana, lleno de podredumbre y desesperanza. La vida de aquellos a los que una ciudad engulle sin remisión. Sacro Gra supuso la confirmación de Rosi como el gran documentalista del momento. Su León de Oro de Venecia fue tan aplaudido como, meses después, ignorado. Una obra sensacional rodada con una gran sensibilidad.

Fuego en el mar (2016)

Justamente, la sensibilidad es una cuestión personal tras las imágenes que nos ofrece Rosi en Fuego en el mar. Es el retrato de los movimientos migratorios, de cómo muchos perecen cercana la orilla; de cómo muchos trabajan por evitarlo; de cómo otros no mueven un músculo desde sus atriles o sus despachos. Este filme, ganador del Oso de Oro, es el documento definitivo que denuncia que Occidente solo mira a su propio ombligo. Lo hace, además, de forma orgullosa. Da igual el color político. La inmigración se ha convertido en un tema tabú, que solo funciona como falsa autoredención devenida acto promocional. Pueden ver este largometraje ejemplar este mes en Sundance TV.

… Rosi nunca se rinde, y pronto lo tendremos otra vez en pantalla con el filme Notturno, que en esta ocasión nos traslada a otra de las fosas de la vergüenza de la sociedad contemporánea: Oriente Próximo. Un viaje por Siria, Kurdistán, Irak y Líbano que se presentará en la sección oficial de la Mostra de Venecia.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: SundanceTV estrena en exclusiva la serie australiana Uprigth

Posts Más Recientes