Las mejores películas de piratas

El 19 de mayo de 2007 acontecía la premiere de la tercera parte de la trilogía de Gore Verbinski de Piratas del Caribe, subtitulada En el fin del mundo. Una franquicia basada en una popular atracción de Disneyworld que recogió, contra pronóstico –ya que proliferaban en aquel momento varias adaptaciones de la literatura fantástica en la taquilla—, el testigo de El señor de los anillos de Peter Jackson como referente anual para el gran público, ávido de filmes-evento, citas con blockbusters que definen las dos primeras décadas del nuevo milenio cinematográfico.

El estreno de la primera entrega, Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra (2003), aparte de presentarnos a un nuevo icono, el capitán Jack Sparrow –inmortalizado por Johnny Depp—, desató una corriente revisionista del género, uno de los baluartes del cine de aventuras del Hollywood clásico, sobre las posibilidades de una resurrección en años venideros. Un debate que, a diferencia del Western, que anualmente nos deja un par de muestras, fue estéril y dejó por muerta la posibilidad de que la temática resurgiera.

De ese modo, hay que viajar al pasado para encontrar las joyas del género. A la hora de abordar lo más destacado, la primera imagen que se nos viene a la mente es la del pirata Wesley (Cary Elwes), el maravilloso héroe de La princesa prometida (1987). Sin embargo, a la hora de afrontar el universo fílmico de corsarios y carabelas, nos centramos en cinco títulos altamente recomendables. Apunten.

El capitán Blood (1935)

Abordar, nunca mejor dicho, el género de aventuras es hablar de Errol Flynn, uno de los primeros galanes de Hollywood que hizo del manejo de espadas una cuestión de elegancia. Él protagoniza esta traslación dirigida por Michael Curtiz de la novela homónima de Rafael Sabatini, que tuvo un primer intento en 1924 con una producción de Pathè dirigida por los hermanos Smith. Junto a Flynn, completan el elenco principal Olivia de Havilland, Lionel Atwill y Basil Rathbone en este clásico cuento de héroe inesperado ambientado en las Indias Occidentales del siglo XVII. Fue nominada a cinco Oscar, entre ellos el de mejor película.

El halcón del mar (1940)

El binomio Flynn-Curtiz de nuevo en acción en esta película de aventuras al uso que contaba con un libreto original firmado por Howard Koch y Seton I. Miller. Flynn en esta ocasión caracteriza a un corsario con patente de corso gracias a la reina de Inglaterra que tendrá que enfrentarse con la armada española a finales del siglo XVI. Flora Robson, Brenda Marshall y Claude Rains complementan al protagonista absoluto de un filme concebido a su mayor gloria. Fue candidato a cuatro premios Oscar.

La mujer pirata (1951)

Y si antes citábamos a dos de los máximos exponentes del género, por supuesto no hay que olvidarse de Jacques Tourneur. Uno de los cineastas más infravalorados de la época al que le dedicamos un podcast hace un par de meses. Tourneur dirige este largometraje para la Fox que nos cuenta la historia de odio y venganza del Capitán Providence, pseudónimo bajo el que se esconde una mujer pirata que anhela destruir a los asesinos de su hermano liderando el Reina de Saba, el terror de los marinos mercantes. Jean Peters, Louis Jourdan y Debra Paget son sus protagonistas.

El temible burlón (1952)

Otro cineasta infravalorado en su momento fue Robert Siodmak, un realizador versátil que se movía entre géneros con mucha soltura. El temible burlón tenía como reclamo a un actor taquillero: Burt Lancaster, al que le acompaña un notable Nick Cravat. Ambos se lucen en uno de los distintivos del filme: sus acrobacias. Un dinamismo que complementa la habitual puesta en escena dentro de un escenario recurrente: el citado Mar del Caribe, esas coordenadas que invitaban al llanto y crujir de dientes de los navegantes.

Los contrabandistas de Moonfleet (1995)

Finalizamos con este proyecto de Fritz Lang para la Metro. Una cinta familiar protagonizada por Stewart Granger que narra el viaje de un niño de ascendencia noble pero condenado a la pobreza a Moonfleet, una ciudad costera del sur de Inglaterra, tras su morir su madre. Allí estará a cargo de Jeremy Fox, un hombre que, aparte de compartir pasado con su madre, capitanea una banda de bucaneros que hacen estragos en la Inglaterra del siglo XVII. Una cinta generacional sobre el afrontamiento del fin de la infancia devenido clásico atemporal, como la novela de J. Meade Falkner.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: La aclamada serie danesa The New Nurses llega a SundanceTV el 30 de julio

 

Posts Más Recientes