Las mejores películas del actor Casey Affleck

Casey Affleck, al igual que su hermano Ben, probablemente nunca quiso ser una estrella. Una circunstancia que ha moldeado la trayectoria de este gran actor hasta tal punto que sigue conformando la «lista B» de opciones para los principales estudios pese a los éxitos que le avalan. En mucho de esto ha tenido que ver su vida fuera de plano, con diversos escándalos surgidos en pleno movimiento #MeToo devenidos fulgor mediático. Poco amante de las entrevistas o del show business, rara vez lo vemos sonreír en una promoción. ¿Cuestión de postura? Quizás, pero al igual que Joaquin Phoenix, lo personal queda a un lado y dentro del cuadro se crecen, convirtiéndose en auténticas bestias de la interpretación, no importa el papel. La carrera de Affleck es un crescendo del que desconocemos su máxima altura. Su único Oscar, por su interpretación en Mánchester frente al mar, es el mayor logro de su filmografía. No sabemos si será el último, por otra parte, atendiendo a su vida privada. A continuación, y coincidiendo con su cumpleaños, elegimos sus mejores interpretaciones, las únicas

verdades que rodean a este «actor-personaje» que también ha probado con éxito la dirección fílmica.

Gerry (2002)

Es su carta de presentación en una de las mejores películas de otro maldito para la industria: Gus Van Sant. Odisea a través del desierto de dos amigos que desean vivir una aventura. Affleck comparte plano y tortuoso escenario con Matt Damon en uno de los filmes más infravalorados y desconocidos del autor que se ha erigido en clásico de culto.

El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (2007)

Entrada al estrellato protagonizando al díscolo y ambiguo Robert Ford, el asesino del forajido y leyenda Jesse James –protagonizado por inmenso Brad Pitt. Este filme no solo descubrió a Affleck, también a un autor-narrador como Andrew Dominik, que nos ofrece una obra fascinante, envuelta por la atmósfera creada por un soberbio Roger Deakins. Un Western posmoderno que se eleva con el aura de clásico.

Adiós, pequeña, adiós (2007)

Con un Affleck ya en el radar para la temporada de premios como principal reclamo esta modesta cinta de intriga que adapta la prosa de Dennis Lehane fue una de las sorpresas de su año, capaz incluso de colarse en los Oscar –mejor actriz de reparto. Affleck acompaña a Michelle Monaghan en los papeles protagónicos dando vida a dos detectives privados que investigan la desaparición de una niña en un barrio del extrarradio de Boston. El 2007 del actor de Falmouth es el año clave de su filmografía.

En un lugar sin ley (2013)

Otro filme de perfil bajo que mereció mejor suerte a nivel mediático. Dirige el magnífico David Lowery, con el que Affleck coincidiría en dos trabajos más: A Ghost Story (2017) –una obra maestra donde el actor se pasa todo el metraje cubierto por una sábana— y The Old Man and the Gun (2018). En esta obra preciosista, Affleck da vida a un proscrito que lo único que desea es volver a ver a la mujer a la que ama (Rooney Mara). Una cinta a rescatar.

Mánchester frente al mar (2016)

Finalizamos con su interpretación más célebre, que le otorgó el único Oscar que campea en su estantería –o, conociéndole, que sujeta la puerta del garaje. Affleck encarna a un perdedor que lucha por encontrar una brecha que le dé algo de aire en una existencia llena de dramas. La muerte de su hermano a priori parece que hará más grande la herida pero supondrá vislumbrar un camino hacia la redención. Mánchester frente al mar, dirigida por Kenneth Lonergan, es una de las grandes obras de su año, candidata también a la estatuilla a la mejor película. También la constatación de que Affleck debe ser uno los baluartes del cine independiente norteamericano del futuro si él mismo no lo impide.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: SundanceTV estrena en exclusiva la serie australiana Uprigth

Posts Más Recientes