Las mejores películas modernas con poco diálogo según IndieWire

En 2018 la película A Quiet Place se convirtió en un gran éxito en la taquilla sin necesidad de muchos diálogos. La película casi silenciosa de John Krasinski recaudó casi 350 millones. Afortunadamente, no es la única película moderna que toma un riesgo artístico como el silencio.

IndieWire nos trae una lista de las 15 mejores películas modernas que recurren a pocos diálogos.

The Bear – Jean-Jacques Annaud (1988)

Adaptación de la novela The Grizzly King. Cuenta la historia de un cachorro de oso huérfano que se hace amigo de un oso pardo mayor mientras los cazadores los persiguen a través de la selva.

Sidewalk Stories – Charles Lane (1989)

Película muda contemporánea que reimagina el famoso The Kid de Charlie Chaplin en el centro de Nueva York. Filmada en blanco y negro, la película cuenta la historia de un joven afroamericano que cuida a un bebé y busca a su madre. Esta búsqueda le lleva a perseguir a los asesinos del padre del bebé.

Juha – Aki Kaurismäki (1999)

Cuenta la historia de una campesina que deja a su marido después de enamorarse de un hombre de la ciudad. Usa intertítulos para comunicarse con el espectador. La película actualiza la novela de Juhani Aho del siglo XVIII a la década de 1970.

The Triplets of Belleville – Sylvain Chomet (2003)

Comedia francesa animada que se basa al completo en la música. Cuenta la historia de una anciana que intenta rescatar a su nieto secuestrado. La comunicación con el espectador es mediante suspiros y gruñidos, pero la narración y el estilo de animación único cargan con toda la parte expresiva.

Elephant – Gus Van Sant (2003)

El director convierte su cámara en un voyeur de brutalidad. El dialogo es mínimo e improvisado por los actores adolescentes y las líneas que se dicen son murmuradas. El movimiento de la cámara hace que sigamos y estudiemos a cada personaje.

Brand Upon the Brain! – Guy Maddin (2006)

Según Roger Ebert esta película puede describirse como una mezcla entre el horror de Edgar Allan Poe y el surrealismo de Salvador Dalí. Durante la trama encontramos a un hombre que viaja a través de sus propios recuerdos cuando visita a su madre.

La antena – Esteban Sapir (2007)

Este drama se desarrolla en una ciudad de argentina donde todos los ciudadanos han perdido la voz. El dialogo se usa con moderación. Sapir hace un homenaje al expresionismo alemán usando a la familia en el centro de la película al intentar recuperar sus voces.

En la ciudad de Sylvia – José Luis Guerín (2007)

En esta película el uso del silencio es clave, obliga al espectador a seguir al seductor y enigmático hombre. Se trata de un romántico indefenso que recorre Estrasburgo en busca de una mujer que conoció seis años atrás.

Meek’s Cutoff – Kelly Reichardt (2010)

Película que obliga al espectador a observar y experimentar las condiciones de los personajes. Narra la historia de los colonos del siglo XIX que luchan por atravesar el desierto de Oregón principalmente a través de tomas panorámicas.

Le Quattro volte – Michelangelo Frammartino (2010)

Drama sobre un pastor que vive sus últimos días en las colinas de Calabria. La película se presenta en cuatro fases, centradas en la vida y muerte de un organismo vivo: un humano, una cabra, una planta y un mineral.

The Artist – Michel Hazanavicius (2011)

Carta de amor de Hollywood sobre una estrella de cine mudo que lucha por adaptarse a las películas sonoras.

Under the Skin – Jonathan Glazer (2013)

El filme no se basa en el dialogo sino en el movimiento del cuerpo, las expresiones faciales y las cuerdas de la banda sonora de Mica Levi. Una alienígena (Scarlett Johansson) es enviada a la tierra para atacar a los hombres. La cámara observadora del director estudia a la alienígena mientras la humanidad se hunda en su piel y cambia su perspectiva emocional.

All Is Lost – J.C. Chandor (2013)

Robert Redford interpreta a un capitán de barco que se despierta y descubre que la embarcación se está hundiendo tras chocar contra un contenedor.

The Tribe – Myroslav Slaboshpytskyi (2014)

Elenco formado por actores sordos. Este asombroso drama sigue al protagonista en su nueva escuela: un internado para adolescentes sordos. Todo se cuenta a través del lenguaje de señas sin subtítulos.

A Quiet Place – John Krasinski (2018)

Nos encontramos en un futuro en el que los monstruos cazan el sonido y matan a todo lo que hace ruido. Krasinski, Emily Blunt, Noah Jupe y Millicent Simmonds son los protagonistas y únicamente se pueden comunicar a través del lenguaje de señas para poder sobrevivir.

Más en el blog: 5 películas sobre el peligro nuclear

Posts Más Recientes