Las mejores series de televisión italianas contemporáneas

En este atracón de audiovisual transalpino contemporáneo no podíamos olvidarnos de las series. En una industria de clara vocación localista, la pequeña pantalla resulta capital dentro de la oferta cultural del país mediterráneo. Dentro de ese auge seriéfilo que vive Occidente, Italia no es una excepción, con productos con cada vez más calidad que trascienden fronteras antaño demasiado elevadas.

El próximo mes, el público de Sundance TV podrá disfrutar de Made in Italy, uno de sus últimos éxitos que nos traslada, precisamente, a uno de los momentos más importantes de la cultura italiana reciente, donde el serial televisivo explota y se convierte en referente europeo. Los 70, por tanto, significaron el auge de la alta costura pero también del audiovisual. Un período que ha tenido que expandirse siempre con la gloria pasada presente pero mirando sin complejos al futuro.

A continuación, les presentamos cinco series que subrayan dicho estatus. Italia se abre al mundo a través de la televisión. No solo de Sorrentino se vive… ¿o quizás sí?

Gomorra (2014-)

De película de éxito, que nos descubrió los mecanismos internos de la Camorra, la mafia napolitana, a serial de impacto. Una adaptación al formato televisivo de la novela de Roberto Saviano, el cual también ejerce de guionista-asesor. Saviano, para su desgracia, se encuentra dentro de un plan de testigos protegidos, amenazado de muerte. Ya está confirmada una quinta temporada para este notable ejercicio de thriller realista que cuenta entre su elenco de directores con Stefano Sollima y Claudio Giovannesi.

The Young Pope (2016)

Es una de las joyas televisivas de los últimos años. Paolo Sorrentino adapta su peculiar universo a la cotidianidad del Vaticano tras un cambio de soberano en el cónclave. Lo hace con altas dosis de polémica, centrándose en algunos de los temas proscritos para la Iglesia en las últimas décadas. Las excelentes interpretaciones de Jude Law y de Silvio Orlando hacen el resto. Su segunda entrega, titulada The New Pope, a la que se añade a John Malkovich, es inferior a la primera pero igualmente disfrutable.

Suburra (2017)

Y si hablábamos de los dos tópicos más importantes de la ficción italiana, ahora los entremezclamos en Suburra. Al igual que Gomorra, es otro de los hitos internacionales provenientes del largometraje. Es el retrato de la Italia contemporánea y sus núcleos de poder, basados en un desequilibrio hecho marca entre la política, el Vaticano y, por supuesto, la mafia romana; elementos anatómicos de un país, inherentes a este. Creada por Daniele Cesarano y Barbara Petronio, es una de las grandes series europeas del último lustro.

La amiga estupenda (2018-)

Mucho más novedosa argumentalmente es esta historia que ocupa varias décadas. Drama mezclado con intriga en este producto creado y dirigido por uno de los realizadores transalpinos más prometedores: Saverio Costanzo (Hungry Hearts). Es un relato narrado por Elena Greco, que comienza con la desaparición de su mejor amiga, y en el que se describe una relación de más de 50 años de duración que esconde numerosas vivencias y secretos. Es una de las grandes revelaciones del último año.

Baby (2018-)

Otro serial de gran alcance popular que se aproxima a las nuevas generaciones. Fábula protagonizada por dos jóvenes de clase social alta que se acercan a la adultez de la manera más sorprendente posible: refugiándose en los bajos fondos y la prostitución. Su diseño de producción es excelente, al igual que la dirección de fotografía de Stefano Falivene y Francesco Di Giacomo. Un conjunto muy entretenido que dialoga con otras series juveniles de éxito de Francia y España.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Vuelven los 70 con el estreno de Made in Italy en SundanceTV

Posts Más Recientes