Las nuevas promesas del cine francés

En artículos anteriores nos hemos centrado en los protagonistas del presente interpretativo del cine francés. Un presente rico, lleno de actores y actrices con gran proyección internacional que protagonizan proyectos junto a los directores más importantes de Europa y Norteamérica. No parece que en el futuro inmediato se vaya a resentir la salud del cine galo a nivel actoral. Junto a nuevas voces en la realización, están apareciendo promesas que comienzan a trabajar ya con directores veteranos, en una renovación casi orgánica. A continuación, les presentamos a cinco de los baluartes de dicho relevo. Apunten.

Esther Garrel

Hija y hermana de Philippe y Louis Garrel, respectivamente. Junto al primero consiguió su primer gran papel en la sensacional Amante por un día (2017), donde interpreta a una joven insegura que acaba de romper con su pareja a ojos de su padre, un profesor que mantiene una relación con una alumna de la misma edad que su vástago. Ese mismo año, Garrel disfrutó de un pequeño pero bonito rol en Call me by your name, donde da vida a la novia del protagonista, Elio (Timothée Chalamet). Desde entonces ha encabezado proyectos menores a la espera del papel que confirme las buenas sensaciones que nos dejó en las cintas mencionadas.

Lou de Laâge

Estupenda actriz que nos descubrió Mélanie Laurent con Respira (2014). A partir de ahí, colaboraciones con Piero Messina, Anne Fontaine y Valeria Sarmiento, realizadores con estilos muy diferentes que subrayan la valentía de esta joven de 30 años nacida en Burdeos. Ya suena para proyectos al otro lado del charco. Estamos seguro que su salto al Atlántico es una (breve) cuestión de tiempo.

Félix Maritaud

Toda una bestia de la naturaleza que se erigió en símbolo gracias a su trabajo en la sensacional Sauvage (2018), una de las revelaciones del cine LGBT del último lustro. Precisamente en obras de temática gay ha desarrollado su carrera, siempre en papeles secundarios: 120 pulsaciones por minuto (2017), Knife + Heart (2018) y Lux Æterna (2019). Estamos seguro que no dejaremos de verlo en pantalla.

Pierre Niney

Es el intérprete con la carrera más consolidada de esta selección. Un actor de rostro amable, sin aparente fuerza, pero que se transforma tras la cámara. Su presencia da brillo a cualquier producción. La prueba de ello la pueden encontrar en el biopic sobre Jacques Cousteau, Jacques (2016), donde engulle a los actores más veteranos encarnando al hijo del famoso explorador. Su mejor actuación, sin embargo, la hallamos en el notable remake de Remordimiento (Ernst Lubitsch, 1932): Franz (2016), de François Ozon.

Louise Chevillotte

Finalizamos como empezamos, volviendo a Amante por un día, la infravalorada cinta de Philippe Garrel. Si en el perfil de Esther Garrel os hablábamos, describiendo la trama del filme, de una joven de su misma edad de la que se enamora su padre, esta está interpretada por la fantástica Louise Chevillotte, que enamora a la cámara con este personaje que afronta la vida sin ataduras. También la hemos visto en obras como Sinónimos –ganadora del Oso de Oro— y The Salt of Tears –de nuevo con Garrel. Participará con un papel secundario en la nueva película de Paul Verhoeven, Benedetta, que se presentará en Cannes 2021.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: La aclamada serie danesa The New Nurses llega a SundanceTV el 30 de julio

Posts Más Recientes