Los grandes clásicos de terror del cine independiente

El género de terror ha sido siempre una de las grandes apuestas del cine independiente. De hecho, muchos de los grandes clásicos del género pertenecen a pequeñas y humildes producciones que, a día de hoy, siguen arrasando y asustando de lo lindo. En Sundance Channel recopilamos diez clasicazos que bien nos han quitado el sueño más de una vez.

La-matanza-de-Texas

1.-La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968)

Una de las claras precursoras en el cine contemporáneo de zombies es esta obra dirigida por George A. Romero en el 68. A más de uno le costaría mantener el tipo al salir de las salas de cine en el momento de su estreno. Entonces, la película fue considerada como una de las más terroríficas cintas jamás vistas, por lo explícito de sus imágenes. En ella, un grupo de personas se resguarda en una casa de campo del violento ataque de cadáveres que han vuelto a la vida y ansían alimentarse de humanos.

2.- La noche de Halloween (John Carpenter, 1978)

Durante la noche de Halloween, un enfermo psíquico se escapa del manicomio donde está internado por haber asesinado a su hermana mayor y su intención no es otra que continuir apagando su sed de sangre. Producida con un presupuesto de bajísimo coste, la película logró batir auténticos récords siendo, además, la precursora del subgénero slasher, en el que los asesinos realizan sus crímenes escondidos tras una máscara. La noche de Halloween supuso toda una revolución en el cine de terror.

 

3.- Pesadilla en Elm Street (Wes Craven, 1984)

Freddy Krueger saltó a la fama por primera vez en esta película dirigida por el experto en el horror cinematográfico Wes Craven. Un terrorífico Robert Englund sería el encargado de interpretar al personaje de ficción que tantas veces se nos ha aparecido, literalmente, en sueños. Un grupo de adolescentes, entre ellos un jovencísimo Johnny Depp, intentan ayudar a Tina (Amanda Wyss) a huir de las terribles pesadillas en las que un hombre con sombrero, jersey a rayas rojas y verdes y cuchillas en la mano, quiere acabar con ella.

4.- La matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974)

Tobe Hoper fue el encargado de escribir y dirigir esta espeluznante historia de terror basada en los asesinatos reales del criminal estadounidense Ed Gein. Dos hermanos, Sally (Marilyn Burns) y Franklin (Paul A. Partain), deciden ir a visitar la tumba de su padre con unos amigos al enterarse de que ésta ha sido profanada. Pero en el camino se encontrarán por desgracia con un grupo de desalmados caníbales que tienen planes poco apetecibles para ellos. La matanza de Texas fue prohibida en varios países por su explícita violencia.

5.- Posesión Infernal (Sam Raimi, 1981)

He aquí una de esas películas de terror que entretienen hasta la saciedad. Posesión Infernal cuenta la historia de un grupo de jóvenes que decide pasar un fin de semana en una casa en el bosque, sin saber que, en el sótano encontrarán un terrible secreto. Considerada película de culto de serie B, el film dirigido por Raimi supuso tal éxito que a él le siguieron dos secuelas, así como un remake homónimo en 2013. Algunas de sus escenas con alto contenido en violencia fueron censuradas en varios países e, incluso la película al completo, fue prohibida al público en Alemania durante casi 10 años.

6.- La niebla (John Carpenter, 1980)

John Carpenter vuelve a dirigir otra de las películas de nuestra lista, ésta vez protagonizada por Adrienne Barbeau. Los espíritus de unos malvados piratas que perecieron hace cien años a las orillas de un pequeño pueblo costero, regresan de su sueño eterno para vengarse de los pueblerinos que robaron su tesoro en el pasado. A medida que la espesa niebla procedente del mar se acerca a la población, el suspense y el terror irán volviéndose igual de agobiantes.

7.- Amityville II: la posesión (Damiano Damiani, 1982)

La segunda entrega de la serie de películas de Terror en Amityville, basadas en los hechos reales ocurridos en la casa de los DeFeo en 1974, es para muchos la más terrorífica de la saga. En ella, se trata la historia de la familia DeFeo, cuyo hijo mayor acabó con la vida de la familia al completo: padre, madre, dos hermanos y dos hermanas, supuestamente, obligado por fuerzas demoníacas residentes en la casa.

8.- La última casa a la izquierda (Wes Craven, 1972)

Una escalofriante historia de terror en la que dos jóvenes chicas son secuestradas por un grupo de sádicos sexuales. Mari (Sandra Cassel) y Phyllis (Lucy Grantham) deciden ir a la ciudad para celebrar el cumpleaños de la primera acudiendo al concierto de su grupo favorito. En su aventura, se topan con dos hombres y una mujer recién salidos de la cárcel que no tienen otra intención que seguir comentiendo terribles crímenes.

9.- Viernes 13 (Sean S. Cunningham, 1980)

Otro de los grandes clásicos del cine de terror independiente es la saga del asesino Jason Voorhees, conocido por esconder su rostro tras la clásica máscara de hockey. Hasta la fecha, la serie de películas de Viernes 13 cuenta ya con doce títulos hasta 2009, año en el que se estrenaría la última de ellas. Un grupo de jóvenes pasa sus vacaciones de verano en un campamento reabierto recientemente en el que, años atrás, falleció un adolescente en el lago. Pronto, las pesadillas de los chicos comenzarán a hacerse realidad.

10.- Cromosoma 3 (David Cronenberg, 1979)

La película canadiense dirigida por Cronenberg mezcla el género del terror con el de la ciencia ficción, tan inseparables en ocasiones. La cinta nos muestra una serie de asesinatos cometidos por, lo que parece ser, un grupo de niños. Pero la verdad de lo que está ocurriendo va mucho más allá, y la terapia que ofrece un psiquiatra a su paciente con graves desórdenes mentales se presenta como el inicio de una terrible cadena de acontecimientos.

 

Posts Más Recientes