Los mejores actores franceses contemporáneos

No existe una escuela de intérpretes como la francesa en Europa. A lo largo de la historia del cine ha desplegado numerosas generaciones de actores y actrices que han dado lustre a la cinematografía más importante del continente. Y no parece que el futuro vaya a suponer un retroceso. El cine francés vive en un eterno resplandor creativo. Solo hay que visitar las line-up de los principales festivales del mundo. Los viejos autores se funden con los nuevos; al igual que la vieja guardia interpretativa abraza sin miramientos a los actores del presente y del futuro. A continuación, y aprovechando el ciclo de «Panorama Francia» de Sundance TV, elegimos a los actores más relevantes de las últimas hornadas de la ficción gala.

Vincent Cassel

Es el más veterano de la relación. Este actor parisino ganador del César en 2009 por Enemigo público Nº 1 ha ido diseñando una filmografía de auténtico nivel, siempre componiendo personajes que se sitúan en los lindes de la oscuridad. Sus roles en Irreversible (2002), Partisan (2015) y Solo el fin del mundo (2016) lo corroboran. Sus apariciones en el mercado norteamericano se han saldado con éxito, como demuestra su participación en la excelente Cisne negro (2010).

Omar Sy

Se dio a conocer como trasunto de un joven Will Smith en uno de los hitos del cine europeo de la segunda década del nuevo milenio: Intocable (2011). Sus roles de personaje inadaptado no exento de carisma y humor le han otorgado el estatus de estrella en Francia, donde es adorado por el público. Su salto a Estados Unidos ha sido igual de fructífero: creciendo cada vez más la importancia de sus papeles y participando con más asiduidad en grandes producciones. Su último trabajo es darle réplica a Harrison Ford en la cinta familiar La llamada de lo salvaje (2020).

Pierre Deladonchamps

Sensacional actor ganador del César por la película que le dio a conocer en el circuito de festivales: El desconocido de lago (2014). Ligado mayoritariamente al cine LGBT, nos ha brindado interpretaciones excepcionales fuera de la temática como la estimable El hijo de Jean (2015), una de las sorpresas en la cartelera española hace un lustro. Ha desarrollado la totalidad de su carrera en Francia. Aunque trabajando para directores como Christophe Honoré, Valerie Donzelli, Tran Anh Hung o Philippe Claudel no necesita cruzar los Pirineos.

Louis Garrel

Toda una debilidad que aupó Bertolucci con la ya clásica Soñadores (2003), donde formaba el trío perfecto con Michael Pitt y Eva Green. El hijo de Philippe Garrel desde entonces ha solidificado una carrera intensa, plena de altos. Incluso su paso a la dirección se ha saldado con aplausos. Ganador del César por Los amantes habituales (2005), ha dejado huella con filmes como Las canciones de amor (2007), La jalousie (2013) o la reciente La oficial y el espía. Hemos podido verle, además, en Mujercitas (2019), de Greta Gerwig.

Gaspard Ulliel

Como el anterior, un ídolo entre la juventud gala. Icono cinematográfico y también mediático, gracias a que presta imagen a varias casas de moda y cosmética. Pese a que ha ganado dos premios César –Un largo domingo de noviazgo (2004) y Solo el fin del mundo (2016)— siempre se le ha considerado un actor desaprovechado. Viendo su último filme, El reflejo de Sybil, donde borda el papel de cliché actoral, cualquiera lo diría. Aun con ello, y como en los casos anteriores, el futuro es suyo. Su paso al mercado norteamericano, es una cuestión de tiempo.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: La aclamada serie danesa The New Nurses llega a SundanceTV el 30 de julio

Posts Más Recientes