Por el estreno de su último filme, filmografía destacada de Ang Lee

Parece que cada vez que un director de talento pierde el favor del público en Hollywood se ve abocado a hacer una película para lucimiento de Will Smith. Eso le pasó a M. Night Shyamalan, y eso le ha pasado a Ang Lee, un autor que vive horas bajas para la industria americana por la escasa taquilla de sus dos anteriores propuestas –Destino: Woodstock (2009) y Billy Lynn (2016)–, pese a que su filmografía acumula varios Oscars y premios en miles de festivales, entre ellos Venecia, Cannes y Berlín. Por eso creemos justo aprovechar el estreno de Géminis para recordar la categoría autoral de su realizador con algunas de sus mejores obras.

El banquete de boda (1993)

Primera película de Lee que trascendió internacionalmente, se trata de una comedia agridulce, en la que la joven Wei-Wei (May Chin) y su casero gay, Wai-Tung (Winston Chao), orquestan un falso matrimonio: ella, para obtener el permiso de residencia, y él, para que su familia deje de atosigarle, pues no ha salido del armario y lleva años viviendo con su amante americano, Simon (Mitchell Lichtenstein). Pero lo que tendría que haber sido un mero trámite se complicará con la llegada de los padres de Wai-Tung.

La tormenta de hielo (1997)

El éxito de público y crítica de Sentido y sensibilidad (1995) dio cancha al realizador para llevar a cabo una exquisita adaptación de la novela de Rick Moody, que versa sobre dos familias acomodadas en un barrio residencial de Connecticut en 1973. Retrato a la vez ácido y tierno de la burguesía norteamericana de la época –que reduce los movimientos de liberación sexual al intercambio de parejas–, la hipocresía, el egoísmo y la irresponsabilidad de los adultos son mimetizados por sus vástagos, en una espiral de consecuencias peligrosas.

Brokeback Mountain (2005)

Tras Tigre y dragón (2000) y su interesantísima Hulk (2003), Lee estrenaba una de las mejores historias de amor nunca rodadas, al adaptar con delicadeza, contención y sensibilidad el relato de Annie Proulx, que gira en torno al trágico romance de dos cowboys en el profundo sur entre los años 60 y 80, víctimas de los prejuicios de su tiempo y su lugar, pero también de sí mismos: el cerrado Ennis (Heath Ledger) y el extrovertido Jack (Jake Gyllenhaal). Sencillamente, una de las reflexiones más sutiles, inteligentes y conmovedoras sobre el desgarro, pero también la alegría, de amar.

Deseo, peligro (2007)

Eclipsada por el éxito de crítica y público de su anterior trabajo, Deseo, peligro supuso una vuelta del realizador a sus raíces, mediante una historia de espionaje en el Shanghái ocupado por los japones, en la que la trama de intriga va dejando paso paulatinamente a un amour fou altamente sexual y autodestructivo, en la línea de Encadenados (1946) de Hitchcock, pero todavía más perverso, pues la joven heroína de la resistencia que protagoniza el relato no podrá evitar enamorarse del colaboracionista Mr. Yee (Tony Leung).

La vida de Pi (2012)

Película que le valió el segundo Oscar a Mejor Director a Lee, se trata de una reflexión épica y rutilantemente bella sobre el sentido de la vida mediante la relación que se establece entre un tigre de Bengala y el joven Pi (Suraj Sharma), los dos únicos supervivientes de un naufragio. La deslumbrante fotografía de Claudio Miranda transporta al espectador a un mundo de fantasía donde sueño y realidad se confunden para convertir la aventura por la supervivencia de Pi en un camino de descubrimiento espiritual.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Bordertown, la temporada 2 del thriller finlandés llega en noviembre a SundanceTV

Posts Más Recientes