Se inicia una nueva edición del Festival de Cine de Locarno

La localidad suiza de Locarno acoge del 7 al 17 de agosto uno de los festivales cinematográficos más consolidados de la oferta veraniega, en general caracterizado por su apoyo al cine arriesgado, rompedor y experimental. En este caso, se trata de su 72 edición, y desde SundanceTV seleccionamos algunas de las cintas más interesantes de su oferta.

Greener Grass, de Jocelyn DeBoer y Dawn Luebbe (2019)

Escrita, dirigida y protagonizada por Jocelyn DeBoer y Dawn Luebbe, esta comedia de humor absurdo, que arremete contra la cultura estadounidense en general, y el sueño americano en particular, describe un mundo futuro en el que la gente compite por ser la persona más simpática y sociable del planeta. Recibió excelentes críticas a su paso por el Festival de Sundance.

La paloma y el lobo, de Carlos Lenin (2019)

Ópera prima de su autor, es una historia de amor de acentos trágicos, en la que dos amantes, Paloma y Lobo, malviven lejos de su población natal, de la que huyeron por culpa de la violencia arraigada en ella. La mujer, muerta de nostalgia, desea volver, pero Lobo oculta un secreto que le impide regresar. En vez de delectarse en la violencia del narcotráfico mexicano, se explora la cotidianeidad de las personas afectadas por ella.

Instinct, de Halina Reijn (2019)

Debut en la dirección de la actriz holandesa Halina Reijn, se trata de un drama psicológico sobre la atracción que siente la experimentada psicóloga Nicoline (Carice van Houten) cuando entra a trabajar en una prisión y conoce al recluso Idris (Marwan Kenzari), un agresor sexual a cuya libertad condicional debe dar el beneplácito.

Bergmál (Echo), de Rúnar Rúnarsson (2019)

El director de Eldfjall (2011) y Gorriones (2015) vuelve a trazar un retrato de la sociedad islandesa, pero esta vez no opta por el drama familiar, sino por una visión coral de su realidad a través de 56 escenas diferentes que tienen como nexo común la época navideña en la que acontecen. Oscilando entre lo cómico y lo trágico, el filme es un retrato mordaz y entrañable del mundo presente.

Ham on Rye, de Tyler Taormina (2019)

Primer largo de Taormina, es una producción indie de tono tragicómico, centrada en un extraño rito de madurez en la población natal de la protagonista, Haley (Haley Bodell), en virtud del cual algunos de los adolescentes que lo pasen podrán escapar de ese opresivo pueblo para labrarse un futuro mejor en la gran ciudad, mientras otros serán condenados de por vida a quedarse.

A febre (The Fever), de Maya Da-Rin (2019)

Como ya hiciera con Terras (2009), la realizadora brasileña explora la compleja multiculturalidad de su país, donde la modernidad occidental, la naturaleza y la cultura indígena ancestral conviven de forma no siempre armoniosa. En esta ocasión cuenta la historia de Justino, un amerindio cuya única compañía desde que enviudó es Vanessa, su hija menor, que se está preparando para irse a estudiar medicina. Justo entonces se ve afectado por una fiebre alta, cuya causa los médicos no saben determinar…

Yokogao, de Kôji Fukada (2019)

Experto en llevar a cabo películas de factura minimalista centradas en el elemento psicológico de las tramas, también son constantes en ellas las notas de thriller, que igual que en Harmonium (2016) o Hospitalité (2010) aparecen en el filme que nos ocupa, donde una enfermera que se ha convertido en un miembro más de la familia descubrirá que su propio sobrino ha secuestrado a la hija menor.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Las mejores películas modernas con poco diálogo según IndieWire

Posts Más Recientes