Striking Out: seis argumentos legales para conocer a la Alicia Florrick irlandesa

Este mes de julio, el domingo 22,  va a estrenarse en nuestro país de la mano de SundanceTVStriking Out el mayor éxito de la televisión irlandesa de los últimos años, avalado por todos los premios posibles en los Irish Television Awards en su última edición.

Su trama tiene un punto de partida similar al que tuvo la gran Alicia Florrick en la fabulosa ‘The Good Wife’ como una abogada que tras ser despechada y humillada  por un hombre, se ve obligada a empezar su carrera desde cero, con todas las dificultades que eso comporta.

Striking Out se convierte rapidamente en un thriller legal muy adictivo que va a hacer las delicias de todas las personas  que disfrutan con las series de abogados, en este caso con el toque diferencial de conocer las leyes y tribunales irlandeses, unas prácticas completamente ajenas para casi  todos nosotros.

Por todas estas razones vamos a proceder a enumeraros las seis argumentos legales por las que deberíais conocer a Tara Rafferty, nuestra Alicia Florrick irlandesa.

  1. SOBREPONERSE A LA HUMILLACIÓN Y EL DESPECHO

Tara Rafferty es una abogada de uno de los mejores bufetes de Dublin, con una vida feliz y prometida a un brillante abogado, hijo del socio principal de la firma donde trabaja. Su vida da un gran vuelco cuando de forma accidental  descubre a su prometido acostándose con otra mujer durante su despedida de soltera, por lo que furiosa decide romper el compromiso y abandonar el bufete para establecerse por su cuenta y riesgo.

Este punto de partida nos muestra a una mujer hundida por la humillación que ha sufrido tanto personal como laboralmente, pero que decide sobreponerse lo más rapidamente a esa situación, para hacer tabla rasa con el pasado y empezar literalmente desde cero su propio bufete, especializado en derecho de familia, que siempre había sido su especialidad preferida.

  1. LAS DIFICULTADES DE EMPEZAR UN BUFETE DESDE CERO

La decisión de establecerse por su cuenta no es nada sencilla de llevar a cabo, empezando por la búsqueda de unas oficinas donde ubicarse y siguiendo por formar un equipo de colaboradores que le puedan ayudar a conseguir casos para levantar el bufete.

A través de sus amigos, en especial de Vincent, su mentor que es un abogado de tribunales o  ‘barrister’ independiente, Tara no ceja en su empeño hasta que  consigue un espacio en la parte trasera de un café para poder trabajar desde allí. Una vez instalada empieza a contratar a gente bastante peculiar como un pasante con un oscuro pasado y una excéntrica investigadora con los que empieza a trabajar en sus primeros casos de derecho de familia, como son temas de custodia, divorcios,etc. con un caso por episodio.

Sus inicios no son nada sencillos y vemos como Tara las pasa canutas para poder llegar a final de mes, en las antípodas de la confortable vida que llevaba como abogada corporativa en ese gran bufete dublines, aunque todo hay que decirlo, al venir de una familia muy acomodada, al final la red familiar siempre acaba echando una mano.

  1. LA IMPOSIBILIDAD DE ROMPER CON EL PASADO

Todos los esfuerzos de Tara para empezar de nuevo se ven perjudicados por las continuas intromisiones de su ex-novio Eric que va a hacer todo lo posible por hacerse perdonar y conseguir conquistar de nuevo a Tara. En este caso ese interés es más por presiones familiares debido al ridículo que han hecho al romper la boda prevista el día anterior al festejo, que por propio convencimiento.

El hecho de que coincidan en bastantes casos en los tribunales como partes contrarias no ayuda demasiado a Tara a olvidarse del canalla de Eric, con el problema añadido de la manifiesta animadversión de su ex-futuro suegro Richard Dunbar que se la tiene jurada a Tara y no duda en hacer todo lo posible para hundirla personal y profesionalmente tras cortar el compromiso  por lo que considera como  una ‘minucia’ subsanable.

La lucha de Tara contra el moscón de su ex-novio y el peligro de su ex-suegro es el hilo conductor de la serie, estableciendo claramente esa división entre el bando de los buenos abogados prestos a ayudar, enfrentada a la codicia de los abogados corporativos, en una clara metáfora de lo que tiene que sufrir Tara.

  1. SU PROTAGONISTA AMY HUBERMAN ES TODA UNA CELEBRIDAD EN IRLANDA

“Striking Out” es una serie legal que se basa absolutamente en la inmensa popularidad de su protagonista Amy Huberman en su Irlanda natal, tanto por sus trabajos como actriz como por su matrimonio  con el mejor jugador de rugby de todos los tiempos de Irlanda, el venerado  Brian O’Driscoll, lo que les convierte en la pareja de oro del modesto famoseo irlandés


Huberman está impecable en un papel hecho a su medida, que le permite lucirse como actriz en el papel de una mujer fuerte que se debe sobreponer a ser engañada y despechada en todos los frentes para rehacer su vida y encontrar su nueva felicidad en una  independencia finalmente conseguida tras estar toda su vida primero a la sombra de su padre y luego a la de su novio.

Ni que decir tiene que Amy Huberman ganó el premio a la mejor actriz en los Irish Television Awards en 2017 y tiene todas las trazas de repetirlo en 2018

  1. UN SOLIDO PLANTEL DE SECUNDARIOS PARA APUNTALAR A LA PROTAGONISTA

A pesar del indiscutible protagonismo de Amy Huberman, los productores no han escatimado presupuesto para rodearla de un gran plantel de actores secundarios irlandeses, todos ellos muy conocidos por sus brillantes apariciones en series británicas o estadounidenses.


En primer lugar tenemos la presencia de Neil Morrissey( Line of Duty) como Vincent Pike, el mentor de Tara y su principal consejero legal en sus momentos más complicados, a la que protege como si fuera su hija, frente a todas las trampas  y argucias de su antiguo bufete.

Otro rostro conocido es el de  Fiona O’Shaughnessy, que aunque a lo mejor el nombre no os dice nada, si os recuerdo que fue la actriz que encarnaba a la mítica Jessica Hyde de ‘Utopia’ seguro que se os han encendido muchos sensores en la memoria. En esta ocasión interpreta a Meg, una investigadora privada muy enigmática y misteriosa.


En la 2T se han incorporado al elenco, la gran actriz irlandesa Maria Doyle Kennedy ( Orphan Black, Los Tudor) junto a dos solventes actores como Moe Dunford ( Vikings) y Nick Dunning (Los Tudor) lo que ha permitido reforzar mucho las tramas secundarias liberando en parte el exclusivo protagonismo que tuvo Amy Huberman en la 1T de la serie.

  1. DISFRUTAR DE UN DUBLIN LUMINOSO Y LUJOSO

Si habéis tenido la oportunidad de visitar Dublin, la luz y el sol no son las primeras cosas que os vienen a la cabeza, por eso es un verdadero placer la apuesta que hace ‘Striking Out’  por mostrarnos un Dublin de postal turística, siempre con un sol radiante y un cielo azul que nos muestran lo mejor del centro de la capital irlandesa, ademas de escuchar el musical  acento irlandés en todo momento.

Planos aéreos que sobrevuelan el rio Liffey y los lugares más emblemáticos de Dublin, dan la sensación de una gran producción y sobre todo que nos entren las ganas de coger un avión para irnos a Irlanda para requerir los servicios de Tara Rafferty y disfrutar de innumerables paseos por la ciudad, como valor añadido al propio interés de la serie.

EPÍLOGO

El próximo domingo 22 de julio a las 22:30 es la cita ineludible para todos los amantes de las series legales con mujeres en posición de poder que consiguen sobreponerse a todo tipo de dificultades para conseguir sus objetivos en la vida. Tara Rafferty y ‘Striking Out’ son una gran recomendación para disfrutar en nuestras veladas veraniegas.

 

Lorenzo Mejino

Más en el blog: El recetario de series de SundanceTV

Posts Más Recientes