The New Nurses: 5 razones para matricularte en esta gran escuela de enfermería

La rotura de los techos de cristal por parte de mujeres que consiguen ser pioneras en campos y terrenos absolutamente dominados por el género masculino es una temática que ha inspirado muchas series y películas, para plasmar esos esfuerzos por derribar esas barreras de género  que todavía siguen latentes en algunos sectores.

En cambio lo que no suele ser nada habitual es el caso contrario, con series que  desarrollan la entrada de hombres en profesiones que eran consideradas exclusivamente femeninas. Ese es el terreno que explora la serie danesa The New Nurses con la entrada en una escuela de enfermería de  seis jóvenes aspirantes que rompen la dinámica exclusivamente femenina de esa profesión en el año 1952 y que va a ser estrenada en exclusiva por SundanceTV el próximo jueves  30 de julio a las 22:30.

Tras recorrer de la mano de SundanceTV, este mismo año.  Italia (Non Mentire, Made in Italy), Bélgica (El Jurado)  o Inglaterra (Engaño) , es el momento de irnos a Dinamarca con esta historia costumbrista de un grupo de jóvenes que intentan conseguir su sueño de convertirse en enfermeros a pesar del rechazo generalizado tanto de las enfermeras veteranas, como de algunos pacientes y por supuesto de los doctores del hospital académico en el que van a estudiar y ejercer su profesión.

Para ello, nada mejor que proporcionarte estas cinco razones para que te matricules en este curso especial de verano de la escuela de enfermería de The New Nurses a partir del 30 de julio en SundanceTV.

  1. Una ficción histórica sobre la Dinamarca de la postguerra

Ambientada en el año 1952, apenas siete años después de la liberación de la durísima ocupación alemana, en la sociedad danesa siguen abiertas muchas heridas y cicatrices tanto físicas como mentales de las personas que sobrevivieron a la contienda mundial bajo el yugo nazi, tanto en Dinamarca como en campos de concentración.

Esa recuperación de las heridas de la sociedad danesa, se ilustra con las historias de los pacientes que llegan al hospital Fredenslund para ser tratados de todo tipo de dolencias, algunas consecuencias de su participación en la II Guerra Mundial.

Las historias personales de todo el mundo que trabaja en el hospital y en especial sus recuerdos del tiempo de la guerra sobrevuelan muchas de las decisiones que van a tomar para intentar cerrar de la manera menos dolorosa posible, siempre con un gran contraste entre la alegría de los jóvenes y la melancolía de la gente más experimentada.

  1. Un grupo variopinto y complejo de estudiantes, enfermeras y doctores

The New Nurses se inicia con la llegada de la nueva promoción de estudiantes de enfermería al hospital académico Fredenslund el año 1952, en la que por primera vez se incluyen seis estudiantes masculinos. Las razones que aducen los responsables de ese cambio es la falta acuciante de enfermeras en todo el país, lo que obliga a abrir esa profesión al género masculino para paliar esa falta de efectivos.

En la nueva promoción tenemos todo un crisol de la juventud danesa. Empezamos con Anna, la joven rica de cuna  que se rebela frente a los designios de su familia y decide estudiar una profesión para salirse de su vida social programada hasta el milímetro. Anna debe compartir alojamiento con Susanne, una humilde chica de campo que apenas ha salido de su granja y para la que estudiar es como un enorme paso adelante para su familia.

En el terreno de los estudiantes masculinos destaca Erik, un antiguo soldado que ha ido dando tumbos en la vida hasta encontrar en la enfermería su verdadera vocación, mientras que su compañero Bjørn tiene a la religión como su guía por la vida, completando el grupo Peter, una persona muy inteligente pero bastante patoso en sus relaciones sociales.

Seguro que no te sorprendo, si te avanzo que van a surgir sentimientos mayores que el de la amistad entre ambos grupos de estudiantes.

Ese microcosmos lo completan los cuadros directivos (enfermeras y doctores) de la escuela de enfermería (la ‘Sygejepleskole’ del original danes) que deben educar a esos nuevos cachorros, con una normativa bastante estricta, donde sus historias personales también se mezclan con sus deberes académicos.

  1. La discriminación de género tiene dos direcciones

The New Nurses apuesta desde el primer episodio por generar la mayoría de los conflictos a partir de esa entrada masculina en el terreno exclusivamente femenino como era la enfermería, con dos bandos bastante definidos entre partidarios y detractores de esa inclusión, con los pobres estudiantes emparedados entre ambos sectores.

Cualquier pequeño incidente es aprovechado por los dos bandos para intentar desacreditar al otro, con argumentos de sobra para ambos sectores para tener munición para defender sus posturas. El problema se agrava cada vez que los inexperimentados estudiantes meten la pata en esta fase de aprendizaje en la que se encuentran.

La espada de Damocles pende especialmente sobre Erik que, a pesar de ser muy considerado con todos los pacientes, tiene muchos problemas académicos, así como de comportamiento, que consigue ir salvando gracias a la solidaridad de sus compañeros de los dos sexos, que acaban formando un piña, frente a sus profesores y médicos.

  1. Un ‘llame a la comadrona’ a la danesa

Si estás buscando algún referente seriéfilo, el tipo de historias costumbristas médicas en la postguerra te voy a traer rápidamente a la mente el gran éxito que ha sido la serie británica ‘Llame a la Comadrona’.

Cada episodio se nutre de dos o tres casos externos que llegan al hospital para ser tratados de todo tipo de infecciones o enfermedades con una medicina rudimentaria que se basaba más en la experiencia y en la observación que en la maquinaria o instrumental moderno. Esos casos nos permiten conocer nuevos aspectos de todo el personal que se ve directamente afectado y les permiten mostrar una gran empatía y cuidado con los pacientes como parte fundamental del tratamiento.

Tenemos casos divertidos y trágicos que se van alternando para mostrarnos la evolución de ese grupo de estudiantes que poco a poco se van convirtiendo en buenos profesionales de la enfermería, independientemente de su sexo y siempre con un tono aspiracional y amable que predomina en todo momento.

  1. Un éxito inesperado de la televisión danesa

The New Nurses se ha emitido en un pequeño canal de pago danés, TV2 Charlie y se convirtió en la gran sorpresa de las audiencias danesas al batir todos los récords del modesto canal, congregando a más de medio millón de espectadores para cada episodio de su 1T, lo que le valió una renovación casi instantánea para su 2T, donde se convirtió en la emisión más vista del país por encima de los todopoderosos canales DR y TV2 su canal madre.

Por cierto, ya te puedo avanzar que la 2T de The New Nurses será emitida en SundanceTV a continuación de su primera entrega y en Dinamarca ya están trabajando en la preproducción de la 3T y con la intención de seguir varios años más, ante la enorme aceptación que ha tenido a todos los niveles.

La emisión ha convertido en verdaderas celebridades populares a sus dos protagonistas principales, Morten Hee Andersen, que interpreta al díscolo Erik y Molly Blixt Egelind que da vida a la rica heredera Anna, con una de esas historias de atracción mutua y amores imposibles que tanto gustan a las audiencias.

EPILOGO

Hoy te he traído cinco razones para que te puedas matricular en la escuela de enfermería de  The New Nurses’ que abrirá sus puertas en SundanceTV  el próximo 30 de Julio a las 22:30, con unas historias costumbristas y muy humanas, ideales para relajarte durante las calurosas noches veraniegas  de este año tan diferente a todo lo que hemos vivido, como puedes comprobar en el trailer oficial de su estreno en España en SundanceTV.

 

Lorenzo Mejino

Más en el blog: Las grandes interpretaciones de Angelina Jolie

Posts Más Recientes