Una mirada a la Berlinale 2020: las películas más destacadas de esta edición

Del 20 de febrero al 1 de marzo se desarrollará la 70ª edición de la Berlinale, el primer gran festival cinematográfico en Europa. Un certamen de categoría A –así lo especifica la FIAPF, en un listado en el que aparecen eventos muy conocidos como los homólogos en Cannes, Venecia o San Sebastián, y otros de menor poder mediático pero de igual categoría como Karlovy Vary, Locarno o Moscú— que este año presenta numerosas novedades.

La primera y principal es su dirección. Tras 19 polémicos años de Dieter Kosslick al mando del festival teutón, en los que Berlín ha perdido comba con Cannes, ahora es el turno de Carlo Chatrian –responsable del esplendor artístico de Locarno— y Mariette Rissenbeek –antigua directora de German Films. Su misión: recuperar el prestigio erosionado. Para ello, han remodelado la estructura seccional del certamen –han añadido el apartado Encounters— y también su proceso selectivo.

Unas mejoras que se vislumbran ya en la sección oficial, donde se ha recurrido a grandes nombres del cine de autor pero de un perfil y tonos muy determinados. De esta manera, estamos ante una edición de la Berlinale muy atractiva y de la que esperamos una cosecha llena de excelentes títulos. A continuación, les presentamos nuestras apuestas para la 70ª entrega del certamen germano:

First Cow, de Kelly Reichardt

La maravillosa directora floridana vuelve a la competición internacional con un filme que no es premiere en Berlín ya que se proyectó en las pasadas ediciones de Telluride y Nueva York. De nuevo, Reichardt se centra en el nacimiento de Estados Unidos con una historia minimalista que narra la amistad entre un cocinero y un inmigrante que deben compartir un peligroso camino junto a una vaca, un animal inédito en la zona.

The roads not taken, de Sally Potter

Sally Potter cambia de género para afrontar este drama de diferentes realidades y perspectivas protagonizado por Javier Bardem, Elle Fanning, Salma Hayek, Laura Linney y Chris Rock. The roads not taken narra la fragmentación psicológica y sensorial de un padre en un día frenético en Nueva York. Nada que ver con The Party, la anterior cinta de la directora que hacía gala de un brillante humor negro.

The woman who ran, de Hong Sang-soo

Amamos a Hong Sang-soo, uno de los directores más personales del cine asiático contemporáneo. Tras una etapa fructífera, con hasta tres películas en un año, el realizador surcoreano se tomó un descanso para volver con fuerza con este trabajo que prosigue con la disertación de todas sus obsesiones: amor, existencialismo y cerveza. Una vez más, junto a su musa Kim Min-hee.

Undine, de Christian Petzold

Otro creador de primer nivel. Hablar de Petzold es hacerlo de clasicismo, invocando a Douglas Sirk. Sus dramas, pese a su estructura sencilla, tienen una enorme profundidad por la rotundidad de sus retratos identitarios. Su penúltimo trabajo, Transit (2018), ya ofrecía una experimentación en la narración que parece que retoma con Undine, contemporaneización del mito de Ondina. Franz Rogoswki y Paul Beer repiten con el cineasta de Hilden.

The salt of tears, de Philippe Garrel

¿Y qué decir de Garrel? El alumno aventajado de la Nouvelle vague sigue en plena forma, como demostró la sensacional Amante por un día (2018). Por segunda vez consecutiva recurre al blanco y negro en The salt of tears, la historia de un breve encuentro entre un aspirante a profesor universitario y una alumna. Logann Antuofermo, Oulaya Amamra y Louise Chevillotte –la revelación de la anterior película de Garrel— encabezan el elenco.

Estos son las obras más destacadas a priori, pero no las únicas ya que se presentarán los últimos largometrajes de Tsai Ming-liang, Eliza Hittman, Rithy Panh, Abel Ferrara, Jia Zhang-ke, Mohammad Rasoulof y Josephine Decker. Una Berlinale con una programación inmejorable.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog:  Celebra la clausura de los grandes festivales de marzo en SundanceTV

Posts Más Recientes