Una mirada sobre la 57.ª Edición del Festival Internacional de Cine de Gijón

Del 15 al 23 de noviembre llega uno de los festivales imprescindibles del circuito nacional, el de Gijón; tan conscientes somos de ello que, a lo largo del mes, ofrecemos en nuestro servicio bajo demanda un conjunto de películas premiadas en este certamen. Igualmente, seleccionamos desde nuestro blog algunas de las propuestas más interesantes de la presente edición, para animaros a hacer una escapada a esta bonita ciudad asturiana.

Les perseides, de Alberto Dexeus y Ànnia Gabarró (2019)

Debut tras las cámaras de sus codirectores (quienes también participan en el guion), se trata de una de las apuestas españolas más esperadas del festival. Narra la historia de Mar (Nora Sala-Patau), una joven cuyos padres se acaban de separar y que, encima, se va a ver obligada a pasar unas aburridísimas vacaciones en el semi abandonado pueblo donde se crió su padre, ubicado entre el Ebro y los Monegros. Ante ello, Mar se refugiará en las leyendas bélicas y en los pocos jóvenes del lugar.

Santiago, Italia, de Nanni Moretti (2019)

El director de joyas como Caro diario (1993) o La habitación del hijo (2001) retoma su estilo a medio camino entre la ficción y el documental biográfico para reflexionar sobre los hechos, más actuales que nunca, que condujeron a un golpe de Estado militar en Chile, apoyado por Estados Unidos, contra el democráticamente elegido Salvador Allende.

El viaje de Lillian, de Andreas Horvath (2019)

Primer largometraje no ficcional del realizador austriaco, narra la historia de Lillian (Patrycja Planik), una inmigrante rusa en Estados Unidos que deberá recorrer todo este vasto país a pie para poder volver a su patria; de esta forma, se ilustra la realidad de una América que está lejos de ser la tierra de libertad y prosperidad antaño dibujada.

Matthias & Maxime, de Xavier Dolan (2019)

El enfant terrible por excelencia del cine de autor actual regresa con una historia que funde comedia y drama, y en la que él encarna a uno de los dos protagonistas, Maxime, quien, tras besarse con su amigo de toda la vida, Matthias (Gabriel D’Almeida Freitas), como parte de la filmación de un cortometraje en la universidad, abrirá accidentalmente una serie de interrogantes sobre las auténticas preferencias sexuales de ambos.

System Crasher, de Nora Fingscheidt (2019)

Uno de los platos fuertes del certamen, esta película, galardonada con el Premio del Jurado del Festival de Berlín y candidata a los Oscars por Alemania, gira en torno a Benni (Helena Zengel), una temperamental y rebelde niña de nueve años que, abandonada por su madre y desesperada por encontrar amor, pasa por varios hogares de acogida sin que nadie sea capaz de proporcionárselo.

Blanco en blanco, de Théo Court (2019)

Tres premios en la pasada edición de Venecia avalan este filme chileno, tan inquietante como bello, ambientado en la Tierra del Fuego en el tránsito del siglo XIX al XX y protagonizado por Alfredo Castro (colaborador habitual de Pablo Larraín), quien encarna a un fotógrafo de bodas que llega a un territorio hostil y violento para cubrir el matrimonio de un poderoso terrateniente. Una hipnótica y pesimista reflexión sobre el mal uso del arte como arma de represión de la diferencia.

Babyteeth, de Shannon Murphy (2019)

En la mejor tradición del cine indie británico, Murphy nos ofrece en esta su ópera prima una potente mezcla entre el drama familiar y la comedia romántica a través de la historia de amor que se establece entre Milla (Eliza Scanlen), una adolescente gravemente enferma, y el traficante de drogas Moses (Toby Wallace).

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Vive el Festival Internacional de cine de Gijón 2019 con una selección de películas premiadas

Posts Más Recientes