Carmen de Bizet y el cine de Francesco Rosi

Miembro de una de las grandes camadas del cine europeo, Francesco Rosi fue uno de los baluartes del espíritu neorrealista que surgió en el cine italiano en la posguerra. Ganó la Palma de Oro –por El caso Mattei, en 1972—, el León de Oro –Las manos sobre la ciudad, en 1963— y el Oso de Oro honorífico de la Berlinale en 2008 y, pese a formar parte de una línea de cineastas a la sombra de autores como Bertolucci, Rossellini, Scola, Pasolini, Fellini o Visconti, su cine supo evolucionar genérica y estilísticamente con el paso de las décadas, convirtiéndolo en una de las firmas con más personalidad de la ficción del país transalpino. Precisamente, junto a Visconti, como asistente de dirección, comenzó una carrera que tuvo como primera parada Camicie rosse (1952), un trabajo que no llamó demasiado la atención. Algo que sí hizo El desafío (1958), una segunda cinta que consiguió entusiasmar a la crítica pero sobre todo al público. Esto último una constante en la trayectoria del autor napolitano. Un director que no huía de temáticas complejas pero que a la vez lograba llegar al espectador. El mayor ejemplo de ello lo encontramos con la adaptación de la ópera Carmen de Bizet, uno de los hitos comerciales de su década que pueden ver esta semana en SundanceTV. A continuación, elegimos las mejores películas de su extensa obra.

Salvatore Giuliano, 1962

Frank Wolff, Salvo Randone, Federico Zardi, Pietro Cammarata y Nando Cicero protagonizan este magnífico retrato autobiográfico de Salvatore Giuliano (1922-1950), mítico bandido e independentista siciliano. El filme, ganador del Oso de Plata a la mejor dirección, contextualiza la situación de una isla asolada por la podredumbre y el aislamiento que provoca la política criminal de la mafia imperante. Pronto un hombre se alzará para destruir el statu quo que domina a una población completamente desamparada.

Las manos sobre la ciudad, 1963

Rosi, como napolitano, conoce la influencia de la mafia en todos los estamentos sociales de su país. Su mejor trabajo pivota, una vez más, sobre ello. Rod Steiger, Salvo Randone, Guido Alberti y Marcello Cannavale encabezan el elenco de esta película que se centra en la ambición de Nottola, un concejal del ayuntamiento de Nápoles que, aparte de ser miembro de todas las comisiones relacionadas con la construcción, es un magnate inmobiliario y especulador. El vivo retrato de la corrupción. El filme consiguió el León de Oro de la Mostra de Venecia.

Cristo se paró en Éboli, 1979

Traslación del fantástico texto de Carlo Levi, un escritor que fue desterrado a la zona más pobre de Italia por las autoridades fascistas tras, según ellos, conspirar contra el gobierno de Mussolini. Desde allí, Levi ofrece un notable fresco de la otra Italia, aquella olvidada por los capitalinos y dominada por los entes criminales. Gian Maria Volonté, Paolo Bonacelli, Alain Cuny, Lea Massari y Irene Papas conforma el reparto de un filme que obtuvo el David di Donatello a la mejor película en 1980.

Carmen de Bizet, 1984

Julia Migenes, Plácido Domingo, Ruggero Raimondi, Faith Esham, François Le Roux, John-Paul Bogart, Susan Daniel, Lillian Watson y Jean-Philipe Lafont componen el reparto de esta fastuosa cinta, la gran adaptación del universo operístico al celuloide. Nominado al Globo de Oro como mejor película extranjera, este magnífico homenaje se convirtió en toda una religión en Europa a mediados de los ochenta. Una obra que nos traslada a la España dominada por las tropas napoleónicas y a una historia de amor imposible entre una bella mujer y un soldado francés.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes