Desde Toronto y Telluride: películas para los próximos Oscars

No se recuerdan unas ediciones de los festivales de Toronto y Telluride tan desangeladas, tan faltas de sorpresas, de salidas de guion, de gran cine, en definitiva. Es un hecho: Cannes y Venecia siguen ratificando su poderío. Ni siquiera Toronto puede hacerles frente. El gigante canadiense ya había perdido batallas de antemano, sobre todo con la no presencia en su programación de los últimos filmes de los hermanos Coen –que tendrá su premiere en Nueva York— y, sobre todo, Paul Thomas Anderson. En la ciudad canadiense han emergido interesantes nuevos filmes pero los focos y las buenas críticas se las han llevado las premieres norteamericanas de propuestas presentadas en Europa meses antes. Algo que en cierta manera le resta valor a la programación y la convierte en un contenedor de reciclaje. Justo en el momento en el que el TIFF se plantea el convertirse en un certamen competitivo.

La presión en Telluride, empero, es menor. Es un pequeño festival que se desarrolla durante tres días y su programación se anuncia 24 horas antes. Una rara avis que, en cambio, va perdido fuelle en el último lustro. Como a Toronto, le cuesta huir de ese afán compilatorio, y las world premieres se reducen año tras año. También la calidad de estas. Es probable que algo tengan que ver las campañas de marketing de los productos que aspiran a formar parte de los Oscars; también los efectos de la pandemia han marcado su desarrollo. Sea como fuere, ambos eventos han perdido brillo, veremos si acaba siendo una constante o tan solo un reflejo temporal de la situación de incertidumbre que vivimos.

A continuación, les presentamos los filmes más destacados de sus últimas ediciones.

C’MON C’MON, Mike Mills

Notable acogida, no unánime, todo hay que decirlo, del último trabajo de un fantástico cineasta Mike Mills, que recupera la sensibilidad de Beginners, tras los leves tropiezos con Mujeres del siglo XX (2016) y I am easy to find (2019). Mike Mills le cede el protagonismo a Joaquin Phoenix en esta historia que narra el viaje de un periodista radiofónico de éxito con su joven sobrino por territorio americano. Un relato de superación y autodescubrimiento emocional producido y distribuido por A24, los nuevos Rey Midas del cine estadounidense. Está rodado en blanco y negro –con fotografía de Robbie Ryan.

BELFAST, Kenneth Branagh

Al igual que el último largo de Kenneth Branagh, con la excelente labor del camarógrafo Haris Zambarloukos (Locke). Belfast es un cuento autobiográfico que rescata los recuerdos de Branagh en la Irlanda del Norte de los años 60. Un período convulso, inestable y peligroso para un joven que sueña con emular a los grandes de la pantalla que ve en los cines cada domingo. Jude Hill, Jamie Dornan, Caitriona Balfe, Judi Dench y Ciarán Hinds conforman el reparto. Las críticas, como en el caso anterior, han sido buenas pero no rotundas.

KING RICHARD, Reinaldo Marcus Green

Interesante proyecto que ha coincidido con la resolución del U.S. Open, una de las grandes citas tenísticas del año. El nuevo filme de Reinaldo Marcus Green retrata a una de las figuras relacionadas con el deporte más polémicas de las últimas décadas: Richard Williams, el padre-entrenador de Venus y Serena Williams, probablemente dos de las deportistas de mayor poder mediático del siglo XXI, sobre todo en el caso de Serena, icono que va más allá de la raqueta. Su actitud desafiante y su personalidad vehemente protagonizaron crónicas oscuras de este deporte. Will Smith será el encargado de darle cuerpo y rostro. Precisamente Smith es lo más valorado de una propuesta que no parece ir más allá del modélico dibujo autobiográfico.

CYRANO, Joe Wright

Finalizamos con una pequeña sorpresa. Primero, porque el cineasta Joe Wright llevaba varios años en caída, con rotundos fracasos en su haber. Segundo porque la historia de Cyrano, utilizada hasta el hartazgo, no parece el mejor material para una resurrección. Pero sin embargo esta llega atendiendo a las críticas. Un drama musical en el que destaca sobremanera Peter Dinklage. ¿Llega el momento Óscar para nuestro amado Tyrion? Lo merece, sin duda. Aunque las críticas tampoco son excelentes sí que parece un éxito comercial en ciernes. Estaremos atentos a su fecha de estreno en España.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Más en el blog: Vive la Semana Internacional de Cine de Santander con SundanceTV

Posts Más Recientes