Festival SXSW: los grandes filmes de su historia reciente

Del 16 al 20 se celebrará, de forma online, una nueva edición del South by Southwest, un evento multidisciplinar asociado a la ciudad de Austin que se ha elevado como la segunda gran cita del año del circuito de festivales de cine independiente celebrados en Estados Unidos. En el SXSW cabe el arte, la música, las tendencias audiovisuales y, cómo no, el cine. Sus competiciones nacionales e internacionales de ficción y no-ficción son ya un referente para distribuidores y casas de ventas. El cine propuesto, como el de Sundance, no deja de mirar a la factoría independiente, sin embargo las obras comerciales son cada vez más importantes dentro de la programación del certamen. En los últimos años, de hecho, Austin ha sido la plaza para algunas de las premieres más relevantes tanto para productores como para directores –han presentado filme, por ejemplo, Terrence Malick o Richard Linklater. A continuación, y aprovechando el «maratón SXSW» de SundanceTV, elegimos las mejores películas que se han presentado en la última década en el SXSW, un festival joven, destinado a las nuevas generaciones, que se ha hecho un hueco fundamental dentro del cine contemporáneo.

Un lugar tranquilo, 2018

La gran monster-movie de la última década. Una película original, llena de tensión y que funciona como interesante ejercicio sobre el lenguaje. John Krasinski dirige e interpreta un filme que se convirtió en un gran éxito pese a su modestia. Por supuesto, esto significó el inicio de una franquicia en cuya segunda parte Cillian Murphy se unirá a los actores de la primera entrega encabezados por Emily Blunt. Una secuela que debía haberse estrenado el pasado año y que esperemos que llegue a las pantallas a finales de 2021.

La cabaña en el bosque, 2012

Otra de las revoluciones del cine de género de los últimos años. Dirigida por el guionista Drew Goddard y protagonizada por Chris Hemsworth, este filme disecciona los gestos habituales del cine de terror contemporáneo y los expone dentro de un universo propio. Una película sensacional que crece con cada capa.

Superempollonas, 2019

De nuevo, otra reformulación del coming-of-age, centrada principalmente en la autodefinición identitaria en la adolescencia. Por supuesto, adaptada a los códigos juveniles contemporáneos pero sin abandonar del todo la esencia de los clásicos de los 80. Con este filme Olivia Wilde demostró que era algo más que una actriz solvente: estamos ante una de las directoras del futuro. Así lo han visto los grandes estudios.

Todos queremos algo, 2016

Este magnífico largo de Richard Linklater inauguró el SXSW en 2016. La acogida de crítica y público le procuró un desembarco inmediato en Europa. Película con el estilo el autor que sigue el último año de los miembros de un equipo de béisbol en el instituto, previo a su salto al entorno universitario, con las dudas que esto conlleva. Una obra sensible, orgánica y que cuenta con unas excelentes interpretaciones.

Monsters, 2010

Finalizamos con un trabajo de ciencia-ficción minimalista que lleva a la máxima expresión la economía narrativa que nos mostró Spielberg en la sensacional Tiburón (1975): es decir, intuimos los monstruos del título pero solo los vemos cuando es necesario. Y vaya cuando los vemos. Con Monsters descubrimos a Gareth Edwards, director británico que después se encargó del reinicio de la saga Godzilla.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes