Grandes cintas policíacas belgas

Abril en SundanceTV es el mes de Adèle, una serie policíaca belga que vuelve a incidir en el excelente momento que vive la nación del Benelux a nivel de ficción de género. Un momento que se extiende durante todo este siglo XXI y que corresponde también al auge de una industria sin demasiada tradición en el viejo continente salvo por excepciones contadas –la mayoría de profesionales han hecho su carrera en la vecina Francia. Es raro el festival que no proyecta un thriller, una cinta de intriga o un neo-noir belga, traslaciones a la imagen de la nueva realidad del país centroeuropeo, marcada por la gentrificación y el mestizaje, así como a la tensión inherente resultado del panorama social, político y económico de este fragmentado, a dichos niveles, territorio. A continuación, les presentamos algunos de los baluartes del género policíaco que han surgido en los últimos veinte años. Trabajos que se acogen a los estereotipos genéricos pero que también aportan un dibujo propio.

Bullhead, Michaël R. Roskam, 2011

Ya os hemos hablado de este magnífico filme, nominado al Oscar a mejor película de habla no inglesa, a propósito de su director, el flamenco Michaël R. Roskam, y su actor principal, Matthias Schoenaerts, probablemente el gran representante del cine belga en Estados Unidos. Bullhead nos sitúa dentro del negocio turbio que han emprendido un joven ganadero y un veterinario para mercadear con carne de ternera. En medio de todo ello, un policía que los investiga muere, abriendo una caja de Pandora de difícil certidumbre. Schoenaerts, todo físico, demuestra su carisma en este notable ejercicio de género.

The Ardennes, Robin Pront, 2015

Magnífica cinta que compitió en la sección oficial del Festival de Gijón y que narra una historia habitual dentro del cine negro: la huida de un criminal tras un asalto fallido dejando atrás a su hermano, que pasa varios años en prisión, y su familia. A su vuelta, intentará retomar todo lo que abandonó dentro de una dinámica muy distinta. La dirige el especialista en el género Robin Pront –que estrenó no hace mucho en Sitges The Silencing, otra obra de atmósferas que rotura sobre la violencia— y está protagonizada por clásicos del cine belga: Veerle Baetens, Kevin Janssens, Jeroen Perceval, Eric Godon y Jan Bijvoet.

La memoria del asesino, Erik Van Looy, 2003

Erik Van Looy se dio a conocer con este thriller policial que fue nominado al Oscar foráneo en 2004. Adapta la novela de Jef Geeraerts y cuenta la investigación de los detectives Vincke y Verstuyft del asesinato de un funcionario público. Sus pistas sitúan como principal sospechoso a uno de los criminales más reputados de Amberes. Sin embargo, este tiene un pequeño problema: está experimentando los primeros síntomas del Alzheimer que se le ha diagnosticado. Jan Decleir, Koen De Bouw y Werner De Smedt son sus actores protagonistas.

The treatment, Hans Herbots, 2014

Finalizamos esta relación con un filme que han podido disfrutar en este canal. Este notable thriller de Hans Herbots retrata el éxito del inspector Nick Cafmeyer. Un tipo al que le sonríe la vida a nivel laboral, sentimental y familiar. Empero hay una sombra que le persigue desde su infancia: la desaparición de su hermano menor. Las sospechas se cernieron sobre su antiguo vecino, un delincuente sexual que fue exculpado ante la ausencia de pruebas y que vuelve a la vida de Nick en su madurez. The Treatment obtuvo el premio a la mejor película de la sección Panorama del Festival de Sitges de 2014. Una excelente cinta para pasar una tensionada tarde de domingo.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes