Las esenciales de Kristen Wiig

Si ayer hablábamos de uno los actores dramáticos de moda, hoy lo hacemos de uno de los grandes valores, si no el gran valor, de la comedia contemporánea. Kristen Wiig, junto Kate McKinnon, es el gran baluarte del humor cinematográfico actual. Gracias a una presencia poderosa, más que apoyada en lo físico –ambas son mujeres muy atractivas—, apoyada en su vocación desprejuiciada, gamberra y desmitificadora. Mujeres que, cuando quieren, exponen sus preocupaciones y anhelos superando cualquier normativa. Empoderadas y tremendamente humanas. En una sociedad que separa a mujeres y hombres, ellas abogan por acercar comportamientos, por subrayar que las diferencias no son tales. Con ello Wiig ha creado una carrera comercial sin fisuras, se ha convertido en una marca en sí misma. Y cuando debe salirse del espectro humorístico, funciona igual o mejor en papeles dramáticos. Es una actriz total, de la que pronto hablaremos en clave de premios. El futuro es suyo, como lo es el presente. A continuación, les presentamos los papeles más importantes de su carrera.

La boda de mi mejor amiga (2011)

No hay dudas de que esta visión femenina de Resacón en Las Vegas es el punto de inflexión de su filmografía. Wiig lidera un magnífico reparto completado por actrices de la talla de Maya Rudolph –otra gran comediante—, Rose Byrne y Melissa McCarthy, en este relato clásico de liberación personal que traslada y hace suyos (y rompe la autoría de) los códigos masculinos. Es un trabajo que optó a dos Oscars y supuso una gran carta de presentación para Wiig pese a que llevaba una década en la industria.

The Diary of a Teenage Girl (2015)

Aunque este filme de Marielle Heller es una comedia generacional, ratifica las aptitudes dramáticas de Wiig. Ella da vida a la madre de la adolescente del título, que tiene un marido tan atractivo como tontito (Alexander Skarsgard). Una buena película que pasó con éxito por el circuito independiente norteamericano y por el Festival de Gijón.

Una vida a lo grande (2017)

De nuevo, remarcando su capacidad dramática en la última película de Alexander Payne, quizá la menos exitosa de su filmografía pero igualmente interesante. Wiig comparte planos con Matt Damon en esta historia de superación donde hay espacio también para el humor. Y cuando este llega Wiig se hace con la función. El planteamiento, desde luego, no puede ser más atractivo, ya que la cinta aborda el deseo de un hombre de empequeñecer porque así tendrá más recursos de los que abastecerse. Una distopía muy original.

Dónde estás, Bernadette (2019)

La última película de ficción de Richard Linklater supuso un enorme fracaso para el estudio, que denostó la película tras asistir a su test-screening previo. Así es la industria, que a veces presume de una falta de miras desoladora. Este filme encabezado por Cate Blanchett es una valiente historia de redefinición identitaria. Wiig tiene un papel secundario pero hermoso. De nuevo, apostando por la comedia y drama. Y, como en los anteriores roles reseñados, dejando huella.

El antepenúltimo mohicano

@eamcinema | Park City, Utah.

Más en el blog: Las mejores películas de Terrence Malick

Posts Más Recientes