Las grandes películas de René Clement

La carrera del cineasta francés René Clement se roturó sobre el gran éxito de la adaptación de la novela de Patricia Highsmith El talento de Mr. Ripley (1955). Antes de todo ello se erigió en una promesa que tardó en llegar a la madurez a la sombra de su amigo y compañero Jacques Tati, con el que creo alguna pieza meritoria que adelantaba el peso que tendrían ambos en el futuro de la vanguardia fílmica gala. Su primer largo, La batalla del Riel (1946), le introdujo en un panorama de efervescencia creativa en su país. Su siguiente obra le unió a Jean Cocteau para codirigir la magnífica La bella y la bestia (1947). Ese mismo año debutaría en el Festival de Cannes con Los malditos, donde se ganaría a la crítica y el público con una historia desarrollada en un solo escenario: el interior de un submarino. Y, así, con un sinfín de loas y promesas por cumplir llegó su traslación de la prosa de Highsmith, en la que aparecía un jovencísimo y aún más atractivo Alain Delon –en el papel que décadas más tarde encumbró de igual forma a Jude Law. El León de Oro a la mejor película y el Oscar a mejor película de habla no inglesa supusieron la culminación para este realizador bordelés que, pese a entregar buenos trabajos posteriores, perdió algo de comba antes las nuevas generaciones –léase la Nouvelle vague. Una trayectoria que le hizo ser considerado por los especialistas como un artesano, más que como un autor, en los albores de la explosión del cine autoral europeo en los años 60.

A continuación, y aprovechando el inicio del ciclo de «Esenciales» de SundanceTV España, elegimos nuestros títulos preferidos de su obra. La guía perfecta para acercarse, no sin quemarse, a la filmografía de Clement.

Los malditos, 1947

Un submarino en el Mar del Norte, cercano a Oslo, está habitado por varios actantes capitales de la II Guerra Mundial: un jefe de la Gestapo, un general alemán, un industrial italiano y un periodista francés que colaboró con los nazis. Todos tienen algo en común, se esconden bajo el agua de las autoridades aliadas, que los persiguen por sus crímenes en el conflicto. Marcel Dalio, Henri Vidal, Florence Marly, Fosco Giachetti, Jo Dest y Paul Bernard son los actores protagonistas de este trabajo que cuenta con una dirección de fotografía excepcional a cargo de Henri Alekan.

Juegos prohibidos, 1952

Una obra maestra que retrata, como pocas, la II Guerra Mundial más allá de la épica y los maniqueísmos. El filme recorre el viaje de una niña, Paulette, tras la muerte de sus padres y su perro en un ataque alemán en el sur de Francia en 1940. Un soldado tira al río el cadáver de la mascota y se lo lleva la corriente; Paulette decide seguir su estela. Así se encontrará con Michel, un nuevo amigo que le procurará un hogar. Georges Poujouly, Brigitte Fossey, Amédée y Laurence Badie son los actores principales de un largo ganador del BAFTA y nominado al Oscar a mejor guion.

A pleno sol, 1960

Un magistral e hipnótico Alain Delon, junto a Maurice Ronet y Billy Kearns, encabezan uno de los éxitos populares de los años 60. La traslación de la ya de por sí célebre novela de Highsmith narra el intento frustrado de Tom Ripley, un cazarrecompensas, de devolver a su país natal al hijo de un magnate estadounidense. Este último, es un bon vivant al que nadie puede resistirse. Ni tan sin quiera el propio Ripley. Un magnífico thriller sobre la identidad que tuvo su versión actualizada (1999) dirigida por otro gran director, Anthony Minguella, y protagonizada por Matt Damon, Gwyneth Paltrow y el citado Jude Law.

¿Arde París?, 1966

Obra más relevante de la última etapa de su filmografía, de nuevo, pivotando sobre la II Guerra Mundial. El filme nos ubica en el París de 1944, con las tropas americanas a punto de liberar la capital francesa. Las autoridades alemanas tienen la orden de resistir o destruir. Se inicia así una batalla contrarreloj por la preservación del patrimonio histórico francés. Jean-Paul Belmondo, Charles Boyer, Leslie Caron, Jean-Pierre Cassel, Kirk Douglas, Alain Delon, Glenn Ford, Anthony Perkins, Orson Wells y Jean-Louis Trintignant conforman este elenco histórico. ¿Arde París? Contó con el guion, a su vez, de dos gigantes: Francis Ford Coppola y Gore Vidal, y con la música de Maurice Jarre.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes