Las grandes películas del cine flamenco

Bélgica es un país pequeño pero con una compleja constitución política, geográfica e incluso idiomática. En la región flamenca se habla neerlandés pero también hay hueco para numerosos dialectos derivados. Una multidentidad que baña la personalidad de su pueblo y también sus artes audiovisuales, ya que el cine flamenco tiene su propia industria y sistema de producción. Con el estreno de Floodland, uno de los grandes éxitos televisivos del año, que podrá verse este mes en SundanceTV, recordamos a los directores y películas más relevantes del flemish cinema, para muchos un género en sí mismo, de los últimos años. Una factoría que ha encontrado a Felix Van Groeningen su estandarte, gracias a su nominación al Oscar a mejor película de habla no inglesa a comienzos de la anterior década. A continuación, las cinco películas clave del cine flamenco:

Alabama Monroe, de Felix van Groeningen (2012)

De tanto en cuanto, surge una propuesta que parte desde la más absoluta modestia, del escenario más inesperado, y poco a poco, festival a festival, se va consolidando y encontrando a su público de forma masiva. Este es el caso de esta película de Felix van Groeningen, un éxito de público que consiguió la nominación al Oscar desde una temática compleja: la relación de amor entre un músico y una tatuadora que se pondrá a prueba cuando la hija de ambos enferme.

Bullhead, de Michaël R. Roskam (2011)

Bullhead, también nominada al Oscar foráneo, consiguió un doble hito: primero, descubrirnos a Michaël R. Roskam, un director magnífico como demostró la posterior, ya en territorio norteamericano, The Drop. Segundo, mostrar en pantalla por primera vez a un actor sensacional: el hercúleo Matthias Schoenaerts, rostro fundamental del cine europeo y norteamericano en el último lustro. Ambos son los responsables de este thriller criminal que parte de una premisa mínima y se convierte en un caso que toca las altas esferas económicas de Bélgica.

El veredicto, de Jan Verheyen (2013)

Cinta de éxito en el país del Benelux que narra la historia de venganza de un padre de familia que pierde a su mujer en un asalto a su casa. Una noticia que conocerá tras pasar varias semanas en coma y conocer el veredicto del jurado. Drama judicial devenido thriller criminal que cuenta en su reparto con Koen De Bouw, Johan Leysen y Veerle Baetens. Lo dirige Jan Verheyen, uno de los cineastas más importantes de la industria flamenca.

Bélgica, de Felix van Groeningen (2016)

El siguiente proyecto de Van Groeningen no tuvo el impacto mediático de Alabama Monroe, ni tan siquiera una distribución similar, pero es un trabajo sobre los vínculos familiares bastante notable, articulado sobre un montaje trepidante y una excelente banda sonora. El filme retrata la cotidianidad en un bar regentado por dos hermanos bastantes distintos. Se presentó en la competición internacional del Festival de Sundance.

Daens, de Stijn Coninx (1992)

Cerramos este listado con una de las películas más importantes para la ficción flamenca previo a su explosión en el nuevo milenio. Daens, de Stijn Coninx, fue nominada al Oscar a mejor película de habla no inglesa y cuenta la correspondencia entre un clérigo, Adolf Daens, y el papa León XIII, a raíz de las pésimas condiciones de los obreros en las fábricas belgas. Una propuesta que debate sobre la responsabilidad de la Iglesia más allá de los asuntos «divinos».

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes