Las mejores películas de Christopher Lee

¿Se imaginan al gran Christopher Lee en una comedia romántica al estilo Nancy Meyers? ¿No? En una filmografía con más de un centenar de películas, Lee tocó todos los géneros posibles, incluso comedias amorosas, aunque siempre en papeles discretos. Su rostro, sin embargo, ha pasado a la historia del cine como uno de los más representativos y misteriosos que han emergido en el séptimo arte. Esa mirada pétrea, casi hanekesca, nos ha brindado algunos de los grandes villanos de la ficción. Ese ha sido el rol tipo de este actor nacido en Londres en 1922. Una imagen que subrayó con su cavernosa voz, que le permitió, incluso, hacer carrera como solista de rock metal. «He llevado el metal en mis venas durante muchos años, lo que ocurre es que no lo sabía», declaró hace seis años el magnífico actor londinense. El fantástico y el terror fueron sus ecosistemas genéricos favoritos; y Terence Fisher fue la espoleta para convertirse en una celebridad. En sus últimos años de vida formó parte de las franquicias más famosas del cine y nos dejó, como hacen los grandes, un antagonista memorable en la trilogía de El señor de los anillos. Aprovechando el aniversario de su nacimiento, elegimos sus mejores interpretaciones. Hay mucho donde elegir. Anoten.

El señor de los anillos (2001-2003)

Al igual que Ian McKellen está soberbio como Gandalf –en una simbiosis perfecta entre actor-personaje— es justo decir que la réplica que le da Lee como el malvado mago Saruman está también a la altura. El duelo entre ambos será algo más que interpretativo, como demuestra una de las grandes escenas de La comunidad del anillo. Una lucha maestro vs. pupilo que nos retrotrae a nuestra infancia. El protagonismo de Saruman concluyó prácticamente con Las dos torres –aunque sí aparece en el comienzo de El Retorno del rey—, aun con ello es uno de los caracteres más memorables de esta trilogía que ha vuelto a las salas como no podría ser de otra forma, atrayendo al público en masa.

Drácula, 1958

Es el personaje que le dio fama; junto al director clave de su filmografía: Terence Fisher. Lee da vida (o lo que sea) a uno de los iconos del terror del séptimo arte. Un Drácula acorde a su tiempo, que abría una corriente de efectismo en el género. El filme narra el viaje del aristócrata rumano a Occidente. Tras su pista estará Van Helsing –un no menos protagónico y brillante Peter Cushing. Todo un disfrute que resucitó a la Hammer.

El hombre de la pistola de oro, 1974

La etapa Bond de Roger Moore no fue la más, para ser sinceros, sugerente de la franquicia, pese a su, por momentos, humor inspirado y ese cierto espíritu de autoparodia. Una de las buenas noticias de esa etapa fue la interpretación de Lee como supervillano en El hombre de la pistola de oro, dirigida por Guy Hamilton para United Artist. Bond deberá acogerse a todos sus recursos para derribar a Scamaranga, un criminal al que siempre le acompaña un arma de muchos kilates.

La novia del diablo, 1968

Terence Fisher y Christopher Lee se volvieron a unir en este subproducto que cuenta con numerosos seguidores. Esta adaptación de la novela de Dennis Wheatley que rubricó Richard Matheson se adentra en las pesquisas del Duque de Richleau y Rex Van Ryn tras ver que uno de sus mejores amigos, Simon, no asiste a la ya clásica reunión anual. Pronto descubren que este ha sido captado por una secta satánica liderada por el Duque Mocata, un hombre que lava el cerebro a inocentes para luego sacrificarlos en nombre del diablo. Por una vez, Lee es el héroe de la función. Y no uno cualquiera. Este es nuestro personaje preferido dentro de una filmografía llena de recovecos y curiosidades.

El antepenúltimo mohicano

Park City, Utah.

Posts Más Recientes